Este día nació, para toda la geografía nacional y allende las fronteras, especialmente para las naciones de habla hispana, el periódico De largo aliento , especializado en periodismo cultural y dirigido por el decano de esa fuente informativa en México, el maestro Víctor Roura.

La XXXV edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) fue la sala de parto. El Salón de Firmas del centenario inmueble, el moisés donde el recién nacido fue presentado ante los ojos de lectores curiosos y no pocos periodistas que, en franca camaradería, celebraron al nuevo colega.

De largo aliento saldrá a la venta siempre el primer lunes de cada mes y en él escriben plumas nuevas y consolidadas; periodistas de la vieja guardia, esos que se hicieron en la Universidad de la vida o en una facultad que no los tituló, así como periodistas de modernas escuelas de ciencias de la comunicación.

El común denominador, sin embargo, es la aguda capacidad de observación, el acendrado sentido de análisis, la sed de justicia, el trabajo duro a favor del derecho a la libertad expresión consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y su pasión por informar verás y oportunamente.

Lamentablemente (pero así es el periodismo en su cara más amarga) para el primer número de De largo aliento hubo mucha tela de donde cortar para llenar sus 40 páginas. En primera plana, las ausencias clamorosas , los poetas José Emilio Pacheco y Juan Gelman, en fotos que se miran la una a la otra.

Ya en interiores, El otro García Márquez , Arquitectura con vista al mar , Los finos oídos de las parejas , Una fiesta de un lustro , El venado y la bruja , Bobos contra babosos y, también, Cómo administrar con recato la personalidad , una radiografía del ensayista y traductor José Emilio Pacheco.

Para Gelman, también, hay páginas interiores, a través de La poesía no tiene público, tiene lectores , y dos páginas adelante, otro escritor mexicano malogrado: Federico Campbell. Para este último El mecanismo de la memoria , texto en el que se retrata, en toda su dimensión, el ser humano sensible que siempre fue.

Además de incluir una litografía de Los Beatles , la nueva publicación ofrece por separado, a manera de suplemento, una agenda cultural. La cultura en tu ciudad da cuenta de lo más importante y atractivo que el capitalino puede hallar en esta enorme capital.

nlb