Para este sector, el retroceso anual real de 2.2% en los primeros dos meses del año representó su peor inicio en los últimos siete años; por tipo de obra, la principal disminución se mostró en petróleo y petroquímica (59.5 por ciento).