Antes de Pearl Jam existió Mother Love Bone.

Mother Love Bone era la típica banda de hair metal de finales de los 80. Sin embargo, algo los ponía aparte: su vocalista. Andy Wood era el más excéntrico, el más divertido, el más carismático de los vocalistas de la escena rock de Seattle. Descrito como un joven Robert Plant, Wood imprimía un estilo único a Mother Love Bone.

Pero, igual que todos los héroes trágicos, Andy tenía un defecto fatal: como tantos rockeros de leyenda era adicto a las drogas, a la heroína, para ser exactos. Una sobredosis mortal en la víspera del lanzamiento del primer disco de Mother Love Bone acabó con la leyenda de Andy Wood.

En el hospital lo mantuvieron con vida artificial durante un par de días para que sus amigos y familia se despidieran de él.

Jeff Ament y Stone Gossard aún se ven afectados por la muerte de Andy Wood, aunque ya han pasado más de 20 años. Así lo dicen a la cámara, conmovidos. Y es entonces cuando Pearl Jam Twenty empieza de verdad. Ahí empieza Pearl Jam.

Pearl Jam Twenty es el documental dirigido por Cameron Crowe (Casi famosos, Say Anything y una buena lista de otros filmes memorables), una historia personal y cercana de un grupo de rock que se convirtió desde sus inicios en un fenómeno masivo. Sin duda, uno de los documentales de rock más fascinantes y más esperados de la década.

La historia del sonido Seattle o grunge la conoce bien Cameron Crowe. A finales de la década de los 80 vivió en Seattle como corresponsal de la revista Rolling Stone.

Inspirado por las bandas locales ( Eran muy diferentes a las bandas a las que estaba acostumbrado en el sur de Los Ángeles dice Crowe en el documental, En Seattle todos eran amigos), Crowe dirigió la cinta Singles, considerada un himno generacional del grunge.

En Singles aparecen Jeff Ament, Stone Gossard, miembros fundadores de Mother Love Bone y después (solo después, como si el paso por el hair metal ochentero y la muerte de Andy Wood hubiera sido un parto doloroso), de Pearl Jam; y también aparece el que casi de inmediato se volvió el líder de la escena de Seattle: Eddie Vedder.

Eddie Vedder llegó a Seattle desde San Diego, California. Era distinto a Andy Wood: tímido, callado, melancólico, donde Wood habría sido locuaz e incontrolable. Su llegada es narrada en el documental como un momento heroico.

Ament y Gossard reciben un casete y tan solo con oír una vez la cinta quedaron convencidos de que habían encontrado al nuevo vocalista que su banda necesitaba para seguir viva.

Pearl Jam Twenty narra, uno a uno, cada hecho,s que dio forma a la banda, como su pelea con la poderosa Ticketmaster o la famosa actuación terrible (con Vedder borracho hasta la cachas) de la banda en la fiesta de lanzamiento de Singles.

Pero no hay que pensar en ese ritmo de épica impostada que suelen ahogar a los documentales de rock. Ésta es una historia íntima de un grupo de jóvenes que ahora, convertidos en adultos (es fascinante: los miembros de Pearl Jam ya no se ven para nada como rockeros. Cabello corto, camisas, buenos modales. El grunge maduró) hacen una narración de los viejos tiempos . Son 20 años resumidos en dos horas de película.

Al final uno se queda con la sensación de que ha conocido realmente a las personas detrás del estrellato. Y eso hace de Pearl Jam Twenty una de las cintas más conmovedoras del 2011.