Chicago.- Esta vez no hubo autos gratis ni celebridades invitadas, sólo una multitud de personas en el público, de las que Oprah Winfrey se despidió en su famoso programa pero sin decir adiós.

"Sólo voy a decir hasta la próxima", dijo Winfrey en el último episodio de su programa, que fue grabado el martes y transmitido el miércoles.

Winfrey abrazó y besó a su pareja Stedman Graham y estrechó las manos de miembros del público, antes de salir por los pasillos de los Harpo Studios en Chicago, abrazando y llorando con sus empleados.

Winfrey gritó: "¡Lo logramos!". La última toma del programa mostró a Winfrey alejándose con su perro cocker spaniel, Sadie.

Al inicio del programa, Winfrey ingresó al escenario ante la ovación del público en el estudio. La célebre presentadora le agradeció a los televidentes por seguirla durante un cuarto de siglo.

"Veinticinco años y aún digo '¡Gracias, Estados Unidos''', dijo Winfrey. "Muchas gracias. No puedo expresar con palabras lo que significa este momento".

Winfrey le dijo a su público que a veces fue una maestra, pero que más a menudo los televidentes le ensañaron a ella. Dijo que el episodio del miércoles era su "última clase".

El episodio final del "The Oprah Winfrey Show", grabado en Chicago, abrió con un breve fragmento de su primer episodio.

Winfrey fue la única persona en el escenario, con muy poca música de fondo y algunos cortos de episodios del pasado.

Algunos fanáticos en el país planearon fiestas para mirar la final. Sharon Evans, de 53 años y residente en Chicago, preparó panqueques para disfrutarlos con su madre y varias amigas.

"Ella estuvo muy calmada hoy y yo aprecio el hecho de que se tomó esa última hora no para mostrar celebridades ni cosas favoritas", dijo Evans. "Fue verdaderamente lo que ella dijo, una carta de amor hacia nosotros".

Cuando Winfrey anunció en noviembre del 2009 que su programa se terminaría, le prometió a los espectadores que utilizaría la última temporada para dejarlos con la boca abierta. En el primer programa de la última temporada bailó en el escenario con John Travolta y le dijo a todos los que estaban en el público que se habían ganado un viaje a Australia.

Otros de los momentos destacados de la última temporada incluyeron entrevistas con el presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama, el ex presidente George W. Bush y la familia de Michael Jackson. Winfrey también reveló que encontró a una hermana que su madre había dado en adopción.

La grabación del martes se efectuó una semana después de la realización de un programa especial con múltiples estrellas de Hollywood ante un público de 13.000 seguidores. Esa grabación se transmitió en dos partes el lunes y el martes. Entre los invitados a ese programa estuvieron Aretha Franklin, Tom Cruise, Stevie Wonder, Michael Jordan y Madonna.

El capítulo final, aunque sencillo, incluyó su propia lista de celebridades sentadas entre el público, como Tyler Perry, Maria Shriver, Suze Orman y Cicely Tyson, pero en esta ocasión ninguno acompañó a Winfrey en el escenario.

Winfrey llegó a Chicago en 1984 al programa matutino de WLS-TV "A.M. Chicago". Un mes después el programa era el número uno en el mercado y un año después cambió de nombre a "The Oprah Winfrey Show".

Winfrey abrió Harpo Studios en 1990. El 1 de enero de este año lanzó la cadena televisiva Oprah Winfrey Network, que tiene sede en Los Ángeles.