Como la mayoría de los mexicanos, nuestros políticos también se dieron tiempo para ver el partido de la selección nacional contra Francia y celebrar el triunfo de 2-0