Beatriz Gutiérrez Müller, directora del Consejo Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, inauguró la noche de este lunes, junto con la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, la exposición "Memoria de los milagros, exvotos mexicanos. Patrimonio recuperado”, en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, con 594 retablos populares extraídos ilegalmente del país, recuperados en Italia y repatriados en los recientes meses.

"Hay muchos símbolos, códices, obras pictóricas, muchas cosas que podrían regresar a México. Quizás el Penacho de Moctezuma sea el más emblemático, pero hay mucho más. Se han robado mucho en México durante siglos", explicó.

Ahí, Gutiérrez Müller también emitió declaraciones sobre los daños y deterioros del patrimonio histórico de la nación.

"El Tajín, el Palacio Nacional, el Paseo de la Reforma, Chichén Itzá, otros sitios históricos (han sido dañados). Pero, ¿por qué pasa eso? Porque los propios mexicanos no tienen conciencia en muchos casos del valor de lo que están rayando. Tú puedes protestar por lo que quieras, pero no rayes el patrimonio, porque esa puerta, ese edificio, esa columna, esa ventana, son de todos, son patrimonio nacional", declaró.

 

Se le preguntó, en específico, por su opinión acerca de las pintas realizadas en el Monumento a la Independencia durante la manifestación contra la violencia de género el pasado 16 de agosto.

"No hay derecho de una protesta a dañar un inmueble histórico, por más razón que tenga quien proteste. Puede ser el caso de mayor injusticia en la historia del mundo, pero ese edificio o esa puerta son patrimonio de todos. Entonces es una agresión para todos, independiente de la justicia o validez que tenga la protesta que sea, en el momento que sea", opinó.

Gutiérrez Müller estuvo presente durante la ceremonia de protocolo, previa al corte de listón de la exposición, donde la secretaria de Cultura agradeció al Arma de Carabineros, de Italia, su trabajo por la recuperación de los exvotos en cuestión. Para recibir los agradecimientos estuvo presente Giovanni Nistri, comandante general de este cuerpo armado.