Le llevó doce años y le costó sangre, sudor y lágrimas, pero el cineasta Luc Besson vio por fin realizado su sueño, al inaugurar el viernes una gran Ciudad del cine en las afueras de París, que aspira a convertirse en "Hollywood sobre el Sena".

"Les doy gracias desde lo más profundo de mi corazón por creer en mi sueño", dijo Besson emocionadamente al inaugurar esta gigantesca ciudad del cine instalada en una central eléctrica abandonada en Saint Denis, en las afueras de París.

"Esta ha sido una historia de amor", subrayó el realizador de "El gran azul" y "Nikita", recordando cuando a los 17 años hacía todo lo posible e imposible "para entrar en los estudios de cine de Boulogne", que fueron cerrados a fines de la década del 70.

Francia, el mayor productor de cine de Europa, no tenía infraestructura donde poder crear una película de A a Z, como se hace en Hollywood o en los legendarios estudios de Cinecitta, en Roma, señaló Christope Lambert, director general de EuropaCorp, la sociedad de producción y distribución de filmes de Besson, que ha producido o coproducido medio centenar de películas.

Besson, de 53 años, recordó que empezó a soñar con esta Ciudad del cine en el año 2000, cuando descubrió la antigua central eléctrica durante el rodaje de "Leon". Pero ese sueño adquirió urgencia después de que tuvo que dejar su país y su familia durante más de un año.

Ciudad del Cine Francia

DAR CLIC PARA AMPLIAR LA IMAGEN

"Cuando estaba filmando 'El Quinto Elemento', debí marcharme a los estudios de Inglaterra, durante un año y medio, lo que me dolió mucho, porque tenía hijos pequeños", señaló.

El cineasta recordó también la serie de respuestas negativas que recibió a sus pedidos de apoyo financiero, antes de poder concretar este sueño, que costó 170 millones de euros.

"En Estados Unidos la consigna es 'Sí se puede'; en Francia es 'eso no es posible', ironizó el cineasta, explicando que en su país, "el pesimismo es un deporte nacional".

Pero su empeño y terquedad dieron frutos: la antigua central eléctrica estilo Arte Deco, que estaba abandonada desde 1981, ha sido magníficamente renovada y acoge ahora, en 60.000 metros cuadrados, estudios de cine y televisión, una escuela de cine, talleres de confección de trajes, de carpintería, y oficinas.

Diferentes socios participan financieramente con EuropaCorp en este proyecto: la sociedad Nef-Lumiere (banco Caisse des Dépots, grupo Vinci), el grupo Euro Media y el productor y hombre de negocios tunecino Tarak Ben Ammar.

"Fue difícil, pero lo logramos", dijo Besson, en la ceremonia celebrada bajo la hermosa nave con techo de cristal de 4,500 metros cuadrados.

En el centro de la grandiosa nave central, con techo de vidrio, destaca una turbina eléctrica pintada con colores brillantes por artistas locales de grafitti, que recuerda las antiguas funciones de este ahora hermoso edificio consagrado al Séptimo Arte.

En un recorrido por la Ciudad del cine, los invitados y la prensa pudieron descubrir algunos de los nueve estudios de cine con los que cuenta "la más bella máquina de sueños" del mundo, como ha sido calificada.

En uno de esos estudios se está filmando la película "Malavita", realizada por Besson y protagonizada por Robert de Niro, Michelle Pfeiffer y Tommy Lee Jones. La cinta es una adaptación de una novela de Tonino Benacquista sobre la mafia.

En esa película, que se estrenará en el 2013, de Niro encarna a un ex mafioso neoyorkino bajo la protección del FBI, que se instala junto a su familia en un pequeño pueblo de Normandía, indicaron fuentes de la productora de Besson, que es el autor de este escenario.

Esta noche, Besson recibirá a numerosas estrellas, entre ellos los actores de "Malavita", para festejar con ellas la realización de su sueño.

RDS