Con una extensión aproximada de 2,000 hectáreas, en el Valle de Oaxaca, la zona arqueológica de Monte Albán cumple mañana martes 25 años de ser Patrimonio Mundial.

Lo anterior, en medio de una lucha por su conservación, a pesar del crecimiento urbano y la especulación.

Particularmente admirado por el control religioso, político y económico que albergó Monte Albán durante más de tres siglos en el valle zapoteca, este complejo arqueológico aún libra una larga batalla por la conservación de su polígono frente a la especulación de inmobiliarias y arrendadoras.

Tan sólo en septiembre de este año, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó sobre al menos 10 denuncias penales presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR) por daño al patrimonio de la nación , derivado de presuntas invasiones generada en la zona arqueológica de Monte Albán.

De acuerdo con las investigaciones sobre este tema, el delegado en Oaxaca del INAH, Eloy Pérez Sibaja, señaló a los municipios de Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán y San Pedro Ixtlahuaca como los responsables de otorgar permisos de manera indebida para la lotificación de terrenos en la zona aledaña.

En esta área, dijo, se han encontrado vestigios arqueológicos de la época precolombina, lo que evidencia la importancia de mantener protegido todo el polígono que rodea a esta zona arqueológica.

Sumado a lo anterior, meses atrás, el 27 de febrero de 2012, elementos de la Policía Federal realizaron la detención de 11 comuneros del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, acusados de invadir dicho polígono de protección.

Aún cuando el organismo federal aseguró mediante un último comunicado que sólo 10% de los 35 kilómetros que comprende la barda perimetral de Monte Albán quedan sin levantar, lo cierto es que en ella se concentran los conflictos más importantes para la conservación del polígono.

En ese sentido, el INAH precisó que en estas labores de conservación, la zona conocida como El Paragüito –en colindancia con Xoxocotlán-, mantiene presencia de personal de la dependencia durante todo el año como medida de salvaguardia ante el crecimiento urbano .

En este lugar existe una plaza definida por tres montículos, edificios de cinco a siete metros, de tipo ceremonial-administrativo , añadió.

No obstante, agrega en el documento mediante al cual anuncia las actividades que se realizan con motivo de estos 25 años de Monte Albán, esta zona ha sido referente para el establecimiento de otros modelos operativos implementados en sitios también Patrimonio Mundial, como Teotihuacan, Chichén Itzá, Uxmal o Xochicalco.

Monte Albán fue inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial el 11 de diciembre de 1987, junto con Palenque y Teotihuacán, por sus valores universales excepcionales.

klm