Por primera vez cinco estudiantes mexicanos fueron elegidos para asistir este año al programa Southern Hemisphere Space Studies de la International Space University (ISU) con sede en Australia. Esta experiencia abre las puertas para que más jóvenes mexicanos logren su ingreso y así tener a los profesionales que necesita México en materia espacial , destacó Juan Carlos Mariscal, líder del equipo UNAM Space.

Pero lograr que esto sucediera fue parte de una cadena de acciones, gracias a que México fue sede el año pasado del 67 Astronautical International Congress y fue más fácil para estos estudiantes acercarse y presentar los proyectos al sector espacial, que posteriormente les abrieron las puertas para asistir al Programa en Australia.

Cabe mencionar que es la primera vez que son elegidos tantos estudiantes de un mismo país que nunca había asistido a este programa, además de que todos consiguieron una beca a pesar de que no existía algún programa de becas especial para mexicanos.

Ellos recibieron una beca de 50% y a través de la UNAM se sufragaron los viáticos, además, hubo dos meses en campaña para recaudar fondos de donadores a través de la crowdfunding Donadora; y aunque se logró juntar una parte, aún hay una deuda de 100,000 pesos que esperan saldar con ayuda de instituciones.

Tania María Robles, representante de la Asociación Aeroespacial de la Faculta de Ingeniería de la UNAM, explicó que la respuesta de la sociedad civil es positiva; sin embargo, todavía hay un rezago en la cultura científica y espacial. Durante la recaudación de fondos había personas que nos decían ‘a mí para qué me sirve el espacio, mejor denle dinero a los que no tienen qué comer’, por ello, lo que sigue también para nosotros es ayudar a comunicar correctamente la ciencia y sus beneficios .

La estudiante de sexto semestre en Ingeniería Mecánica aseguró que esta experiencia busca acercar a los estudiantes al mundo de las misiones espaciales, se trabaja en distintos temas y al final obtuvimos un proyecto de investigación y cooperación internacional (11 países), fuimos 39 estudiantes y por primera vez cinco de ellos eran mexicanos, el proyecto se trató de una recomendación para el globo sur, a la industria, academia y gobierno, respecto al uso de los pequeños satélites y los beneficios socioeconómicos que éstos nos pueden dar. Aquí se destacó a México, pues en nuestro país hay un trabajo importante en pequeños satélites .

Agregó que, aunque en la UNAM no hay Ingeniería Aeronáutica ni Aeroespacial, no es imposible generar proyectos técnicos y de gran calidad en este tipo de rubros, pues el trabajo es multidisciplinario.

Por su parte, Juan Carlos aseguró que lo único que hace la diferencia para ser uno de los cinco de 300,000 estudiantes que se postularon para este programa son las ganas por hacer la diferencia y hacer destacar a tu país. El equipo de UNAM Space, también de la Facultad de Ingeniería, comenzó por una convocatoria de un estudiante que pegó un letrero en la facultad; hoy estamos a punto de entregar un robot que se llevará a la Misión Análoga de Marte en Polonia.

Tenemos que aventarnos sin tener miedo por las barreras del idioma o a ser criticados pensando que entregamos proyectos pequeños o dignos, en nuestra experiencia fuimos elogiados por nuestra capacidad de improvisación y de resolver con pocos recursos .

Proyectos a futuro

Estos dos equipos de alumnos que lograron representación en el programa comparten un mismo sueño: conquistar la carrera espacial, y así lo han demostrado, pues ahora UNAM Space ha desarrollado un robot de exploración llamado Rover que fue aceptado por la Poland Mars Analogue Simulation.

Se trata de una simulación a Marte donde aislarán a un grupo de astronautas durante dos o tres semanas y en este tiempo se probarán varios experimentos, entre ellos el de estos jóvenes mexicanos que lograron un robot de 100,000 pesos en un campo donde usualmente se gastan de 30 a 40,000 dólares.

El robot acompaña de manera autónoma a los astronautas durante sus caminatas para recolectar muestras y regresarlas a un lugar seguro para sus pruebas. La máquina cuenta con inteligencia artificial bastante compleja y todo con trabajo de estudiantes mexicanos que en junio viajarán a Polonia para capacitar a los astronautas de esta misión.

Además, en conjunto han ganado premios de la Federación de Astronáutica y recibido invitación para asistir al encuentro de la Space Foundation en Estados Unidos; tienen proyectos nuevos para competir alrededor del mundo incluidos el Mars Desert Research Station y ganaron cinco lugares seguros para que nuevos estudiantes acudan a la próxima Southern Hemisphere Space Studies, esto aunado a su labor de divulgación científica.

[email protected]