El doctor Salomón Nahmad Sitton se convirtió en el tercer mexicano en recibir la medalla Bronislaw Malinowski , que le otorgó la Sociedad Antropológica Aplicada en Seattle, Washington, Estados Unidos.

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) destacó que la presea le fue otorgada al antropólogo por su incansable lucha a favor de las causas indígenas de México y otros países americanos, a través de su trabajo académico y su gestión en organismos públicos y centros de investigación.

Al recibir el premio, cita la AMC, Nahmad urgió a construir políticas nacionales que satisfagan las necesidades de los grupos indígenas en el país y se pronunció por crear una sociedad diversa en términos de equidad e igualdad.

Comentó que lo que ha hecho durante su carrera profesional, gracias a las enseñanzas de sus maestros, ha sido luchar a favor de los pueblos indígenas, para que las religiones indígenas de los pueblos originarios de México sean reconocidas como tales, una tarea que no ha sido fácil.

Por ello, se pronunció porque los tomadores de decisiones se apoyen en instituciones como la Aacdemia para proponer soluciones, buscar la aplicación del conocimiento, no sólo buscar lo abstracto porque entre la teoría y la práctica debe haber un plan.

No importa el color de la piel, del cabello o la estatura, todos pertenecemos al Homo sapiens, y como tales pertenecemos a la sociedad humana y todos tenemos derechos que deben ser reconocidos mundialmente , puntualizó el científico social.

Nahmad Sitton, quien trabajó al lado de Julio de la Fuente, estudiante de Bronislaw Malinowski; Guillermo Bonfil Batalla, Arturo Warman, Ted Downing y otros colegas, es el tercer mexicano en recibir el Premio Malinowski, creado en 1973, año en que el mexicano Gonzalo Aguirre fue distinguido con el mismo galardón, seguido de Juan Comas en 1978, el segundo mexicano en obtener este reconocimiento.

Malinowski (1884-1942) fue uno de los grandes impulsores de la antropología aplicada y al mismo tiempo uno de los científicos sociales del siglo XX que trabajó en distintas regiones del mundo.

En México, recordó la AMC, lo hizo al lado del maestro Julio de la Fuente, a quien Nahmad debe parte de sus enseñanzas y el deseo de luchar desde el campo de la antropología a favor de los pueblos originarios de México y de América Latina.

Para Nahmad, la antropología es la mejor vía para alcanzar tanto el reconocimiento de las diferencias culturales como la paz para todos los pueblos del mundo.

DOCH