Santiago.- Sebastián Piñera, presidente de Chile, encabezará la ceremonia oficial en el Museo Nacional de Bellas Artes, para despedir este miércoles los restos del poeta Gonzalo Rojas, quien falleció ayer a los 93 años de edad.

El primer mandatario asistirá al recinto cultural donde son velados los restos de Rojas, desde la tarde del lunes, y a donde se espera la llegada, entre otras personalidades políticas y culturales, del ex presidente (2000-2006) Ricardo Lagos.

Tras la ceremonia luctuosa, los despojos mortales del vate, galardonado con los Premio Cervantes, y Premio Reina Sofía, de España; Premio Octavio Paz, de México, Premio Martín Fierro, de Argentina, y Premio Nacional de Literatura de Chile, serán llevados a la sureña ciudad de Chillán.

Allí, a unos 400 kilómetros de Santiago, donde el poeta eligió vivir, será velado en la Iglesia Catedral y al mediodía de este jueves se realizará la misa fúnebre, para inmediatamente después efectuar su funeral en el cementerio municipal.

Centenares de personas desfilaron este martes frente a su féretro en la capilla ardiente erigida en una de las salas del Museo Nacional de Bellas Artes, para rendirle un último homenaje a su persona y su obra.

El senado chileno también se adhirió a los homenajes a Gonzalo Rojas y tanto su presidente, Guido Girardi, como el vicepresidente de la Cámara Alta, Juan Pablo Letelier, expresaron sus condolencias a familiares y allegados al poeta.

Los líderes del senado destacaron de Rojas su 'trayectoria tan propia del Chile republicano, 'cuya valoración del mérito debemos rescatar siempre".

Girardi resaltó además el "compromiso con el país" del poeta, "al punto que no dudó en abrazar banderas políticas y por ello sufrir el exilio, o el 'trastierro', como prefería llamarlo".

Este martes, la Librería que lleva el nombre del poeta, de la filial chilena del Fondo de Cultura Económica (FCE, de México), abrió una exposición fotográfica sobre Rojas, y reprodujo la lectura de su poesía, en voz del propio poeta.