Veracruz, Ver. Líderes de Iberoamérica se pronunciaron por impulsar la movilidad de científicos y por hacer alianzas con la Iniciativa Privada para la promoción de la ciencia.

Durante la entrega del Premio México de Ciencia y Tecnología, en el marco de la XXIV Cumbre Iberoamericana, el presidente Enrique Peña aseguró que en la ciencia están las respuestas a aquellos desafíos que enfrenta la humanidad.

Afirmó que la experiencia internacional demuestra que invertir en ello representa un camino seguro para el crecimiento económico sostenido de largo plazo.

El objetivo es que la inversión pública y privada en ciencia y tecnología llegue a ser al menos de 1% del Producto Interno Bruto , recordó el Ejecutivo, aunque reconoció que se parte de una inversión muy inferior a la que hacen otras naciones.

Por su parte, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió analizar, como sociedad, el apoyo real que se brinda a la ciencia.

Dijo que se han hecho esfuerzos considerables en inversión pública y destacó que existen políticas e institucionalidad para impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación.

Bachelet consideró que para países de la región, un área clave sería sumar a la Iniciativa Privada, porque dicho capital de la ciencia y tecnología -argumentó- debe ser entendido como un patrimonio que pertenece a todos y por ende debe ser incrementado entre todos.

La presidenta acotó que en los países que lideran la inversión, los privados aportan más de la mitad y a veces dos tercios del total, mientras que en América Latina sólo se acerca a un tercio.

Los galardonados con el Premio México de Ciencia y Tecnología fueron: Juan Carlos Castilla Zenobi (Chile), Víctor Manuel Ramos (Argentina) y Carlos Martínez Alonso (España).