Lapidarium, exposición monumental del artista mexicano Gustavo Aceves, busca reflexionar en torno a la migración mundial; actualmente, la muestra se exhibe en diferentes escenarios del foro imperial de la antigua Roma, incluido el Coliseo.

El artista ha querido crear una obra colosal que habla de la autoconsciencia de los pueblos en la que cada escultura representa un fragmento de la historia de la humanidad, para no olvidar los horrores cometidos en el pasado, y para que el conjunto constituya una exhortación a no repetirlos nunca más; un monumento que nos permita renacer mejores , se lee en el catálogo preparado por el curador de la muestra, el profesor Francesco Buranelli.

El viaje de Aceves inició en el 2014 y se ha mostrado en muchas partes; por ejemplo, en el 2015 se presentó en Berlín, en el marco del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

En el 2015 sus enormes caballos, convertidos en alegoría de la civilización a la manera de los fragmentos que subsisten en las ruinas arqueológicas, llegaron a la Puerta de Brandenburgo en Berlín y en septiembre del 2016 se asentaron en Roma y se presentarán en tres sedes emblemáticas: el Mercado de Trajano, el Arco de Constantino y el área arqueológica del monumental Coliseo romano , se lee en la información.

De ahí partirán a Grecia, donde se presentarán en Atenas, para que finalmente, en el 2018, Gustavo Aceves llegue con sus obras hacia México donde terminará el viaje de Lapidarium.

Una obra poderosa

Mármol, bronce, hierro, madera y granito son los materiales con los que Gustavo Aceves trabaja. Se trata de más de medio centenar de esculturas individuales, que van de los 3 hasta los 8 metros de altura y alcanzan hasta 12 metros de largo.

Es un conjunto que evoluciona y al que se suman piezas en cada escala donde se exhibe; una obra en proceso que crece con cada instalación durante su gira mundial, que espera concluir en México con más de 100 piezas únicas, sin replicas , expone el curador en el catálogo.

Para Aceves, el caballo es un potente símbolo de libertad y fortaleza que durante siglos ha sido representado por el hombre, desde las pinturas rupestres de Lascaux hasta la más obvia inspiración de Lapidarium, la Cuadriga Triunfal o los Caballos de San Marcos.

Pero en la obra del artista no hay estética victoriosa. Por el contrario, los caballos de Aceves descubren al espectador la siniestra presencia del que emigra: en sus formas huecas se observan cráneos humanos que evocan una versión moderna de Troya y se convierten en receptáculos de la muerte y el sufrimiento del que es traficado .

La obra de Aceves nos recuerda el tránsito de hebreos, armenios y kurdos en la historia reciente; asimismo, trae a la mente el Mediterráneo convertido en un cementerio con los miles de migrantes muertos cuando huyen de la guerra civil y de la persecución en países del Medio Oriente y la África Subsahariana, pero también simboliza el trayecto que miles de hombres realizan en América en busca de un mejor futuro.

¿Quién es?

Gustavo Aceves ?nació en la Ciudad de México en 1957. Vive y trabaja en Pietrasanta, Italia. En el 2008 participó en la primera Bienal de Arte Contemporáneo de Beijing, China, invitado por su presidente y curador Vicenzo Sanfo.

Participó en el tríptico titulado Bambú y tuvo la ocasión de conocer a Francesco Buranelli, director de los museos vaticanos y de los bienes culturales de la Iglesia.

El Gobierno de la República Popular de China le hizo una invitación para que de manera individual exponga dentro de La Ciudad Prohibida y su Templo Imperial.

Asistió al Vaticano como el único pintor latinoamericano, en el marco del homenaje que 60 artistas invitados rindieron al papa Benedicto XVI, como Santiago Calatrava, Zaha Hadid, Peter Greenaway, Bob Wilson, Arvo Pärt, por mencionar algunos.

En el 2015, la primera presentación oficial de la gira, Lapidarium. Venciendo fronteras, fue inaugurada en la Puerta de Brandenburgo como parte de Primavera en Berlín, una conmemoración del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

vgutierrez@eleconomista.com.mx