En enfermedades crónicas como la osteoporosis, que adelgaza y debilita los huesos, hay una gran oportunidad de hacer prevención primaria desde que nacemos hasta los treinta años, donde todos los humanos formamos la mayor cantidad y calidad de hueso explica el doctor Víctor Manuel Mercado, ex presidente de la Asociación Mexicana de Metabolismo Óseo y Mineral.  

En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis (20 de octubre), el especialista nos da recomendaciones para cuidar nuestros huesos: Nos protegemos haciendo actividad física, ejercicio, evitando fumar y tomar alcohol por más de tres copas al día, evitar las grasas saturadas, comida chatarra, exceso de sal en los alimentos y productos que contienen oxalatos, ya que bloquean la absorción de vitamina D y calcio, uno de los más conocidos es el chocolate, espinacas y cosas verdes, estos no es que no se coman, pero se deben de consumir fuera de los alimentos ricos en calcio; es decir, no combinar nada de esto con leche, por ejemplo. 

“Con todas estas acciones, y hasta los 30 años, hacemos la mayor cantidad y calidad de hueso, hasta aquí llega la atención primaria. A partir de esa edad, hombres y mujeres vamos a mantener la masa ósea de la mejor forma posible haciendo lo mismo que se venía haciendo de los 0 a los 30”, dice el especialista.   

Ayudar a la absorción de los huesos 

Otro punto básico, explica el doctor Mercado, es la exposición al sol y la absorción de la vitamina D a través de la piel, misma que nos ofrece la mayor aportación, aunque también se obtiene de los alimentos, esto es en menor cantidad, por lo que se tendría que tomar una cantidad parecida a 20 huevos diarios para obtener la cantidad de vitamina adecuada en la yema, por ejemplo.  

La vitamina D también ayuda a la fijación del calcio, y aunque en México tenemos buenos niveles en alimentos con calcio, conforme vamos creciendo, aunque comamos la misma cantidad de calcio nuestro intestino absorbe cada vez menos. 

El mecanismo de la vitamina D es mantener los niveles adecuados de absorción del calcio a nivel intestinal y la reabsorción de calcio a nivel del riñón, si nosotros tenemos insuficiencia de vitamina D, por un lado no vamos a absorber el calcio adecuado en los intestinos y vamos a perder más calcio a través de la orina.  

Además tiene funciones regulatorias en la parathormona, una hormona que se produce en las glándulas paratiroides, esta regula la cantidad de hueso que se tiene que reabsorber o destruir para liberar calcio en la sangre.  

El especialista hizo énfasis en que a partir de los 50 años, sobre todo en las mujeres por la falta de hormonas, hay una pérdida mayor de cantidad de hueso, por lo que además de hacer todo lo anterior, se debe incrementar el uso de vitamina D y consumo de calcio, en algunos casos tratamiento hormonal que mucho tiene que ver con la reabsorción del hueso.  

Mercado concluye que en el tema de osteoporosis no hay forma de revertirla, pero sí de detenerla, lo que ya se perdió de masa y calidad ósea no se recupera, “ese es justo el problema”, por ello hablar de acciones primarias siempre será la mejor opción. Hoy, además, existen muchos suplementos de vitamina D en diferentes dosis, que se suministran dependiendo del estado de salud y edad, para saberlo se requiere de un estudio de 25-hidroxi vitamina D.  

nelly.toche@eleconomista.mx