¿Le faltan?, ¿le sobran?... ¿vende boletos? Son las frases más comunes de los revendedores en nuestro país que operan afuera de los conciertos, eventos deportivos o especiales.

Desde hace años, la reventa es un monstruo que está presente en la industria del entretenimiento en vivo y que, incluso, ha llegado a las redes sociales, como es el caso de un revendedor que se promociona como el Oso de la Guerrero, quien tiene bastante éxito.

En México, se venden más de 5 millones de boletos al año para espectáculos en vivo y, aunque la mayoría se comercializan por Ticketmaster o Superboletos, un pequeño porcentaje llega a la reventa (dependiendo la demanda) con precios que inclusive se triplican sobre el precio original.

Si bien la reventa se castiga hasta con 30 días de salario mínimo, la realidad es que queda como una falta administrativa, por lo que los revendedores no temen la ley.

Desde hace cinco años comenzó la reventa legal en nuestro país con la plataforma española Ticketbis, empresa que se ofrece como intermediario entre los fans para que vendan ese boleto que les sobró a alguien interesado.

Es tal el éxito que en su primer año facturó a nivel mundial 1 millón de euros y ahora llega a los 90 millones.

Para nosotros, su país es el tercer mercado en importancia en el mundo, porque es parada obligatoria de las giras más importantes , explicó en entrevista Jorge Díaz, VP de Ticketbis.

Pero al mercado se suma la llegada de un gigante: StubHub, plataforma con presencia mundial que promete cambiar muchas cosas al ofrecer su servicio para que el público venda o compre sus boletos con completa seguridad.

Es propiedad de eBay y es uno de los servicios más populares, con diferentes candados para asegurar que el vendedor y el comprador hagan un buen negocio.

Sin embargo, la reventa legal es muy criticada por los consumidores y tachan como un abuso los precios que alcanzan los boletos en dichas plataformas.

Pero Ticketbis o StubHub son sólo intermediarios, ellos no establecen el costo de las entradas; son los dueños de los boletos los que ponen el precio y no las empresas.

Las ganancias de dichas plataformas se basan en un porcentaje de la transacción de entre 12% y 18% por el servicio y otros cargos.

En España, el tema de la reventa legal comienza a convertirse en algo serio y muy polémico, según FACUA - Consumidores en Acción, organización no gubernamental sin ánimo de lucro dedicada a la defensa de los derechos de los consumidores.

El problema más reciente se dio con el concierto de Bruce Springsteen en España, donde los boletos se esfumaron de Ticketmaster y en dos horas aparecieron en Seatwave, sí, una plataforma de reventa legal , lo preocupante es que la empresa es filial de Ticketmaster.

Incluso Doctor Music, quien se encargó de la gira en España del músico, indicó que la reventa es ilegal en todas sus formas.

Queremos manifestar nuestro total rechazo a la reventa de entradas, que encarece las entradas de los conciertos en beneficio de especuladores sin escrúpulos (...) Y por eso hemos decidido denunciar a las plataformas de reventa como Ticketbis, SeatWave y Viagogo, entre otras, ante los organismos reguladores de espectáculos .

Las empresas de reventa legal que ya operan en México son un tema que debe incluirse en la investigación que realiza actualmente la Comisión Federal de Competencia Económica sobre la posible realización de prácticas monopólicas relativas al mercado de la producción y promoción de espectáculos en vivo, operación y administración de centros para espectáculos en vivo, y distribución y comercialización automatizada de boletos.

Esto, por tratarse de un tema que actualmente no tiene control y cuyo servicio comienza a ser popular, pero también muy delicado ante posible actos de corrupción.

vgutierrez@eleconomista.com.mx