La NASA se asoció nuevamente con la agencia espacial privada SpaceX para enviar el domingo a cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional, tres de los cuales irán por primera vez.

La tripulación de la misión "Crew-3" pasará seis meses en el puesto orbital, realizando investigaciones en áreas como ciencias de los materiales, salud y botánica, para contribuir a la futura exploración del espacio profundo y beneficiar la vida en la Tierra.

Los estadounidenses Raja Chari, Tom Marshburn y Kayla Barron, así como el alemán Matthias Maurer, de la Agencia Espacial Europea (ESA), despegarán a bordo de una nave espacial Crew Dragon llamada "Endurance" que estará fijada sobre un cohete Falcon 9.

El lanzamiento está previsto para las 02:21 horas locales (06:21 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy en Florida.

"Anoche pudimos ver la "Endurance" en el hangar, mientras se preparaba su traslado a la plataforma, la tocamos con las manos, lo cual es una experiencia muy especial", dijo Chari, coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y comandante de la misión, en una conferencia de prensa el miércoles.

De los cuatro, sólo Marshburn ha viajado antes al espacio. El médico voló a bordo de un transbordador espacial en 2009 y de una nave rusa Soyuz en una misión de 2012-2013.

Barron, quien junto con Chari fue seleccionada para el cuerpo de astronautas de la NASA en 2017, sirvió previamente como oficial de guerra de submarinos para la Marina. Dijo a los periodistas que veía muchos paralelismos entre esa experiencia y la de ir al espacio.

Maurer, ingeniero en ciencias de los materiales, se convertirá en el duodécimo alemán en ir al espacio y se unirá a su compañero astronauta de la ESA, el francés Thomas Pesquet, en la Estación Espacial Internacional (ISS en inglés). Probablemente ambos coincidirán unos días antes de que el francés regrese a la Tierra con el resto de sus compañeros de la Crew-2.

Tras un viaje de 22 horas, el "Endurance" se acoplará de forma autónoma a la estación espacial a las 04:10 GMT del lunes.

Los aspectos científicos más destacados de la misión incluyen un experimento para cultivar plantas en el espacio sin tierra ni otros medios de crecimiento, y otro para construir fibras ópticas en microgravedad, que según investigaciones anteriores serán de calidad superior a las fabricadas en la Tierra.

Maurer ayudará a poner en funcionamiento el brazo robótico europeo que se está instalando actualmente en la parte rusa de la ISS, y probará CIMON, un asistente de inteligencia artificial desarrollado conjuntamente por la agencia espacial alemana DLR, Airbus e IBM.

"Es un experimento que realmente está preparando el camino hacia la exploración", dijo.

Por ejemplo, algún día podría actuar como un experto en geología que los astronautas de una futura misión a Marte podrían consultar para obtener respuestas rápidas, ya que el tiempo de retraso para comunicarse con la Tierra sería de 40 minutos, dijo.

Los astronautas de Crew-3 también realizarán paseos espaciales para completar la actualización de los paneles solares de la estación.

Además estarán presentes en dos misiones turísticas, que incluirán a visitantes japoneses a bordo de una nave rusa Soyuz a finales de 2021, y a la tripulación de Space-X Axiom, cuyo lanzamiento está previsto para febrero de 2022.