Por segundo año consecutivo, la Fórmula E regresó a Ciudad de México, para presentarse en el Autódromo Hermanos Rodríguez frente a 36,000 aficionados, donde corrieron 20 pilotos de 10 escuderías. El mexicano Esteban Gutiérrez quedó el en décimo lugar en su debut en la Fórmula, mientras que Lucas Di Grassi de se coronó con el primer puesto.