La Bienal FEMSA comenzó en 1992 con el propósito de generar diálogo alrededor del arte contemporáneo, que en esos momentos no contaba con tantos foros como ahora los tiene a lo largo del territorio nacional. “Desde el principio, su propósito fue fortalecer a una comunidad artística. Siempre estuvo basada en Monterrey y se manejó a través de un certamen, pero a lo largo de su historia ha tratado de evolucionar e innovar”, explicó Gabriela Correa, directora ejecutiva del proyecto.

Fue así que, a partir de la novena edición, se comenzaron a integrar propuestas curatoriales que hicieron que la visión de la propia bienal se expandiera, con una referencia cercana a la Colección FEMSA, un acervo de la producción artística latinoamericana.

Ya en la edición 12, en el 2016, se logró la presentación de ambos formatos. Por un lado, el certamen entre artistas a través de una convocatoria nacional y, por otro, un programa con una preselección y un guion curatorial que trabaja directamente con los artistas.

FEMSA 2018, en Zacatecas

En esta edición de la bienal, se comenzó a trabajar con el comité en la búsqueda de innovación para el proyecto. “El comité comenzó a darse cuenta de que el buen camino era cambiar el formato para que fuera 100% una estructura que trabajara en una localidad, dentro de un contexto, a lo largo de 10 meses, con un eje de trabajo claro. En esta decimotercera edición el formato que se va a manejar es un programa curatorial de 18 meses de trabajo ubicado en la ciudad de Zacatecas”, comentó Gabriela Correa.

Al preguntarle a Gabriela Correa sobre la decisión final del espacio, explica que se tomó en cuenta la riqueza y la infraestructura cultural de Zacatecas, algo que terminó por determinar la decisión de que esta ciudad fuera la primera en hospedar a la bienal fuera de su lugar de origen.

“La bienal pasó de un contexto específico a un lugar donde, luego de una revisión y un análisis, nos dimos cuenta de que, gracias al aspecto geográfico de Zacatecas, ésta podía se una bienal con procesos multifocales, con cinco plataformas trabajando continuamente con la comunidad”, dijo la directora.

Nos explica que las preguntas más importante de la bienal son ¿cómo construir desde la comunidad artística? y ¿cómo aportar y estimular a esta comunidad? “A partir de esto, la programación para esta edición cuenta con cinco ejes que irán entretejiendo las reflexiones que podría hacer la bienal para aportar a la comunidad. El siguiente paso sería, luego de pasada edición, revisar lo que dejó en términos propositivos a la comunidad”, manifestó Correa.

La colaboración como punto de partida

Para esta edición, la Bienal FEMSA cuenta con un equipo curatorial importante. Estará presente Daniel Garza Usabiaga, quien es curador especializado en arte moderno. También está Eric Nava, curador asociado que radica en la ciudad de Zacatecas, junto con Fernando Salcedo. También se contará con una programación editorial y pedagógica con la participación de Nicolás Pradilla.

“El título de esta bienal es Nunca fuimos contemporáneos y la idea es cómo a través del lente del arte contemporáneo, a través de los enunciados que permiten hacer el arte contemporáneo podemos reflexionar en torno a las capas históricas con las que cuenta Zacatecas. Estamos hablando de una riqueza importante de arte barroco, arte moderno, artesanía y cómo eso se relaciona con el arte contemporáneo”, expresó.

Este año, se contará con la participación de 23 proyectos de artistas comisionados que empezaron a trabajar en Zacatecas desde el 2017. Además, se tiene el trabajo de 51 artistas zacatecanos que le dan cohesión al universo de la muestra, aportando desde lo local.

El trabajo de esta bienal se hizo en colaboración con artesanos, teóricos, historiadores, agentes culturales, artistas, “la comunidad artística local es muy amplia, hay diferentes generaciones que están aportando diferentes lecturas al proyecto”, expuso Correa. Además, Zacatecas vio nacer a un ícono del arte moderno mexicano, Manuel Felguérez, cuyo trabajo en la década de los 70 será el punto de partida de muchas reflexiones que podrán revisarse durante el tiempo que dure el evento.

[email protected]