Para Tatiana Damsky, productora del Jam de Escritura en México, este evento en el que los escritores conviven y crean un relato con el público al ritmo de la música, es muchas cosas: una iniciativa que acerca a la gente a literatura, un evento tan ameno que produce el efecto de una hinchada de futbol (con acento en la ú, en argentino); es también una iniciativa de muy bajo costo que resulta muy divertida y hasta algo tan cercano, íntimo, que se sufre y goza como un hijo.

Para mí es como un hijo que tengo en México: es lo que más me ata aquí. Desde que llegué hasta que se hizo el primer Jam pasaron nueve meses. Fue como llevarlo en la panza. Estuve nueve meses desarrollando el proyecto. Y lo sufro, lo sufro, lo sufro. Hay que darle mucho amor y cuidarlo para que crezca. Es como toda obra de cualquier artista. Hay que darle de comer. Lo siento así.

No es un tema de plata. Es un tema de que sientes que estás haciendo algo con la gente y para ella: algo que te apasiona , comenta Tai.

Tai La Bella Damsky es su nombre completo. Y, no, no es vanidad; así se llama. Tai es una joven emprendedora argentina que hace dos años y medio llegó a la FIL de Guadalajara con una encomienda: desarrollar en México un Jam de Escritura profesional y periódico, cuando este modelo ya había alcanzado aceptación en Buenos Aires y Barcelona, de la mano de los jóvenes escritores Adrián Haidukowski (en la región porteña) y el catalán Jorge Carrión.

En aquella FIL de Guadalajara nadie la tomaba realmente en serio. A muchos les gustaba su proyecto, pero nadie se decidía a poner la plata , como dice ella. Hasta que finalmente la editorial Mondadori apoyó la iniciativa, y lo hizo durante un año, pero ahora por cuestiones económicas de la propia editorial ya no pudo mantener el apoyo al Jam.

Sin embargo, en esta ocasión, tejiendo redes y más por amor al arte que por otra cosa, Tai decidió poner su dinero para sacar adelante una versión erótica que promete ser muy candente y entretenida del Jam, la cual se realizará este jueves 26 de mayo en Casa del Lago, de la mano, el humor, las entrañas y la piel del escritor Alberto Ruy-Sánchez y de la joven crítica y ensayista Kelly AK, bajo la batuta del DJ Uriel Waizel (radio Ibero).

El escritor es el gran protagonista de este evento. Aquí tiene un lugar que luego no se le da. El escritor es un artista y hay que respetarlo porque tiene algo que decirle a la gente , opina la productora argentina al invitar a la gente a este evento.

En la FIL de Guadalajara 2010, cuenta Tai, muchas personas jóvenes se acercaban para contarles que querían ser escritores.

Por eso ella defiende este proyecto, lo comparte y no quiere que muera. Lo considera su granito de arena: una semilla que ella quisiera dejar en México antes de regresarse a Argentina, lo cual tiene planeado hacer dentro de otros dos años. Su idea es muy honesta: No quiero venderle mierda a la gente , puntualiza.

Por eso, en el evento se regalan algunos títulos de los escritores a los asistentes. El costo del evento es de $40,000. Lo más costoso se va en difusión: 5,000 flyers en papel reciclable, lo cual significa alrededor de $10,000. Incluso prepara videos, un making-of.

En cuanto a otra forma de darle expansión, tiene la idea de montar un Jam para niños en el cual se convine en el estrado a un DJ, a un escritor y a un animador (de animación digital o dibujos), que sea un incentivo para la lectura y una forma de llevar educación a los chicos con temas sobre héroes, sexualidad, cuidado del medio ambiente, etcétera. El niño necesita imágenes para entender un texto , reflexiona Tai con tino y visión.

Apenas en marzo se realizó un maratón para el Jam de Escritura que conectó a Buenos Aires con Barcelona. En aquellas ciudades escritores y DJs crearon en vivo.

[email protected]