El presidente de Uruguay José Mujica se definió como un luchador social, apasionado del encuentro latinoamericano y de los que pertenecen a una patria grande.

En conferencia de prensa, en la Feria Internacional del Libro (FIL), destacó que antes que nada soy luchador social desde que tenía 14 o 15 años y ya no puedo cambiar, soy apasionado del encuentro de los latinoamericanos, de los que definen que pertenecemos a una patria grande que está por hacerse una patria común .

La vida nos puede hacer muchas trampas, podemos perder mil veces en la vida, en la lucha social, pero siempre si buscamos tenemos fuerza para volvernos a levantar y volver a empezar, lo más lindo es que amanece siempre después de que pasó a noche, y recuerden que los únicos derrotados son lo que dejan de luchar , señaló.

Durante la FIL de Guadalajara, Mujica donde opinó sobre diversos temas actuales, particularmente las drogas.

Manifestó que como cualquier adicción es venenosa, quien va a estar a favor de la droga? quén? hay muchas cosas de las costumbres humanas con las que moralmente podemos discrepar pero están, y lo peor que se puede hacer es tapar el cielo con un paraguas .

Si quieres cambiar no puedes seguir haciendo lo mismo, por eso en Uruguay estamos ensayando, intentando otro camino, que no sabemos el resultado que nos puede dar, pero sabemos que llevamos 70 años reprimiendo y un tercio de los presos que tenemos son consecuencia o del tráfico de drogas o de cometer delitos para tener dinero para consumir droga , dijo.

Mencionó que lo prohibido parece ser una especie de atracción en el mundo juvenil inicial, es como si trajera como un misterio y esto se hace más penoso, recordemos que pasa con todo lo prohibido .

Indicó que el Estado debe ser el escudo de los pobres, lo único que hacemos en Uruguay es pararnos frente a los problemas de la vida, lo inevitable no se oculta, lo que se trata es de mitigar las consecuencias, hay que debatir públicamente temas como la legalización de la drogas, no quiero que estén de acuerdo les pido que piensen .

Subrayó que la gente no votó por él o lo acompañó por ser guerrillero o porque estuvo preso, sino porque me preocupé por la comida de los pobres, por los problemas sociales que tienen, por la falta de techo, por las enfermedades, y no fue por mi historia .

No tenemos el derecho a desentendernos de que el trabajador común y corriente tiene que pagar la luz, la comida, vivir, amparar a sus hijos, porque si nos desentendemos de este vamos a ser filósofos charlatanes, y no cambiamos nada , estableció.

Resaltó que no puede haber Quijote sin Sancho, la cuestión humana necesita fundamentos, sentido común, andar con las cosas concretas, pero la cuestión humana también tiene sueño, utopía, mirar más lejos, compromiso con el porvenir .

No hemos llegado a una tierra prometida, pero peleamos por esta, por los que nos comprenden y por lo que no nos comprenden, hemos aprendido que no hay ningún premio al final del camino el premio es el camino mismo , subrayó.

hbr