Enciende, sintoniza y quédate en casa. Eso es lo que hicieron millones de aficionados a la música en 2020, con un aumento en la transmisión de pago por streaming que llevó a un crecimiento global del 7.4% en los ingresos de la música grabada.

El mercado reportó ingresos totales de 21,600 millones de dólares, marcando su sexto año consecutivo de crecimiento, dijo el organismo comercial de la industria, la IFPI, en su Informe Global de Música el martes.

Los cinco artistas más vendidos del año fueron las estrellas de K-pop BTS, la cantante Taylor Swift, el rapero Drake, el cantante The Weeknd y la sensación adolescente Billie Eilish.

"Mientras el mundo se enfrenta a la pandemia de Covid-19, recordamos el poder perdurable de la música para consolar, sanar y levantar el ánimo", dijo la directora ejecutiva de IFPI, Frances Moore.

El streaming total, que incluye tanto la suscripción pagada como la respaldada por publicidad, aumentó un 19.9%, a 13,400 millones de dólares, lo que representa el 62.1% de los ingresos totales de música grabada a nivel mundial, dijo la IFPI.

Los ingresos por servicios de transmisión pagados crecieron un 18.5% y había 443 millones de usuarios de cuentas de suscripción pagada a fines de 2020, según la IFPI.

Las cifras del streaming se comparan con el declive de los ingresos por formatos físicos, que cayeron un 4.7 por ciento. Asimismo, la cancelación de conciertos y festivales por las restricciones impuestas por los países para frenar la propagación del coronavirus hizo que los ingresos por derechos de interpretación bajaran un 10.1 por ciento.

"Con gran parte del mundo confinado y la música en vivo clausurada, en casi todos los rincones del mundo la mayoría de los fanáticos disfrutaron de la música por streaming", dijo Moore.

América Latina siguió siendo la región de más rápido crecimiento, con un aumento de los ingresos por música grabada del 15.9%, seguida de Asia con un 9.5% y África y Oriente Medio con un 8.4 por ciento. La región de Estados Unidos y Canadá creció un 7.4% y Europa experimentó un alza de ingresos del 3.5% por ciento.