La tarde de este lunes quedó inaugurado el Primer Summit Virtual 2020, organizado por Movimiento STEAM y diversos aliados. El evento virtual se llevará a cabo durante 7 días en el transcurso de 2 semanas con transmisiones en más de 20 diferentes plataformas y en las emisoras de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México (RED México).

“Este es un tiempo para ser mucho más humanos, eso significa aprender, uno de los aspectos más definitorios del ser humano. Menos memorización, más humanización y proyectos científicos. Si vamos a cambiar la experiencia de aprendizaje, debe ser de manera profunda para ser capaces de cambiar a través del aprendizaje”, dijo Fernando Valenzuela, director general de Global Impact EdTech Alliance, durante el arranque.

En este evento se presentarán conferencias magistrales, master class, paneles de expertos y conversatorios con destacados miembros del ecosistema STEAM, especialistas y aliados, además se dará a conocer el Premio Docentes Extraordinarios y el Ecosistema STEAM.

La Educación STEAM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) es la tendencia mundial más importante que busca, con enfoque experimental, desarrollar habilidades clave del siglo XXI, como resolver problemas complejos, reunir evidencia y hacer uso efectivo de la información. En conjunto forman parte esencial en la innovación, el desarrollo sostenible y el bienestar social.

Lidia Camacho, directora general de Televisión Educativa y coordinadora general de XXXprende.mx, aseguró que es importante que este tipo de cumbres se puedan hacer de manera permanente para que de alguna manera se genere una consciencia colectiva en los niños, adolescentes y jóvenes, que se pueda sembrar una semilla de lo que pueden lograr. “Tarde o temprano la propuesta de internet para todos tiene que llegar a todos los rincones, sobre todo a las zonas de alta y muy alta vulnerabilidad, que es quizás donde más se necesita y donde la brecha digital se va ampliando, y si no hacemos nada por cerrar esta brecha, vamos a vivir un siglo de la desigualdad como nunca lo habíamos visto”. subrayó.

Más presupuesto para CIT

El evento inaugural también contó con la presencia de Graciela Rojas, presidenta y fundadora de Movimiento STEAM y la senadora priista Beatriz Paredes Rangel, presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, quien aseguró que esta pandemia hubiera tenido otra respuesta si el gasto en investigación científica medica se hubiera multiplicado, “es increíble que a tantos años que la sociedad padece el cáncer, todavía no tengamos medicamentos definitivos, por ejemplo, es fundamental que se multiplique el conocimiento y la especialización, el apoyo a los investigadores, científicos y que haya más presupuesto publico y privado para estimular la ciencia y las vocaciones científicas, por eso soy una aliada decidida del Movimiento STEAM”.

Por su parte, la diputada Marivel Solís Barrera, presidenta de la Comisión, de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, reflexionó que desde los años 80, de la mano del modelo económico, la educación en México dejó de cumplir su función de ser motor de movilidad social y por el contrario agudizó las desigualdades. “Desde hace algunos años la globalidad obliga a respuestas inmediatas para que las generaciones futuras puedan competir. La pandemia ha demostrado que México no cuenta con una industria nacional propia y suficiente para atender la demanda interna de equipamiento médico y la tecnología que se requiere, pese a los esfuerzos se ha visto la evidente dependencia tecnológica y científica que como país tenemos del exterior”, dijo la legisladora de Morena.

Agregó que en México se requiere de esfuerzos adicionales para que la ciencia y la tecnología contribuyan a generar mayor equidad, además de definir las áreas prioritarias en investigación y propiciar que las actividades en las instituciones de educación superior y centros públicos de investigación, así como el sector privado, aseguren la atención en los principales problemas del país”, sostuvo Marivel Solís.

nelly.toche@eleconomista.mx