Galería: Selfie es el vocablo con el que se denomina las fotos que uno hace de sí mismo, de manera espontánea, casual y rápida. Es compartir la experiencia en tiempo real. Hasta la noche del Óscar, el pasado domingo 2 de marzo, el selfie más famoso fue el que se tomó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama junto con la primera ministra de danesa, Helle Thorning-Schmidt y el primer ministro británico, David Cameron, durante el funeral de Nelson Mandela. Pero Ellen DeGeneres cambió las cosas, cuando se tomó una “autofoto” con estrellas como estrellas como Meryl Streep, Jennifer Lawrence y Bradley Cooper en la gala de los premios de la Academia de Hollywood, convirtiéndose en la foto más compartida de la historia en Twitter. Y de ahí se vino una escalada de selfies en este lado mexicano: panistas, cardenistas y hasta ex presidentes no han perdido oportunidad para autoinmortalizarse en las redes sociales, si el éxito, claro, que tuvo el nada improvisado selfie de DeGeneres. apr