Las empresas relacionadas con el sector de vivienda han tenido un 2016 complicado, sobre todo por el menor crecimiento de la economía interna.