“El arte es un activo refugio que incrementa su valor ante crisis económicas como el actual panorama por la pandemia del Covid-19, debido a que su oferta es limitada”, sostiene la directora de Inversiones en Arte de LS/Galería, Andrea Zapata.

“En momentos de crisis como ahora podemos usar el arte como un activo refugio para diversificar nuestro portafolio o para asegurar nuestro patrimonio. El arte se mueve independiente del mercado, puede adquirir más valor con el tiempo. Por ejemplo, la muerte de Francisco Toledo significó que ya no había más producción de este artista, y en ese momento sus colecciones valen más porque la oferta, al ser limitada, y la demanda, al ser mayor, tienen como resultado que se pueda hasta duplicar su valor”, le dice la directora de LS/Galería a El Economista.

Esta galería, con más de 20 años de antigüedad, fue fundada por Lourdes Sosa, y enfocó su trabajo en hacer proposiciones estéticas a través de la promoción del arte moderno y contemporáneo de la obra de maestros de la llamada generación de la ruptura, como Arnaldo Coen, Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Pedro Coronel, Juan Soriano, Carlos Mérida, Gunther Gerzso, Manuel Felguérez, Pedro Friedeberg y Francisco Toledo, entre otros, además de incluir nuevas propuestas de talentos jóvenes como Jesús  Lugo, Patricia Torres, Laura Rosete, Ermilo Espinosa y Cristina Kahlo.

El arte como salvavidas

La evolución del coronavirus deja notar una incertidumbre financiera en los mercados bursátiles. La epidemia ha irrumpido en el arranque del 2020 como una de las amenazas que afectan a más de un sector de la economía. El coronavirus ha contagiado la economía con efectos demoledores. Empresas anuncian recortes en sus estimaciones de ingresos. Bancos centrales, organismos internacionales y gobiernos tratan de aliviar la situación con nuevos planes. Aun así, los inversores han retirado sus capitales por el miedo.

Por ello, la galería mexicana invita a dar una oportunidad para invertir en una pieza de arte, que puede resultar más asequible, ya que, con el plan de inversión impulsado por Andrea Zapata, se crean sistemas de cuentas individuales a los que el cliente abona conforme a un plan fijo, aunque la pieza que se quiera adquirir suba de precio, además de que se puede hacer en plazos designados por él mismo coleccionista.

“Lo más importante de comprar arte es que la pieza te guste y la disfrutes, pero el saber que además está generando un patrimonio para ti. Es un valor agregado espectacular, además de que es una maravilla invertir en un activo físico, pero al momento de vender la pieza es cuando podemos ver los rendimientos”, destacó Andrea Zapata.

Los consejos que Andrea Zapata mencionó para quienes tengan la inquietud de empezar a invertir en arte son que se analice bien de quién será la pieza que se va a comprar, “revisar bien el currículum del artista, quién ha escrito de él, qué exposiciones ha tenido y en qué colecciones está”, comentó.

La autenticidad de las piezas

El primer acercamiento de las piezas son las fotografías para saber que la pieza es buena, luego se buscan autenticadores, si no es el propio artista, es un familiar o un crítico de la obra. “Nunca pasa en la galería una pieza que haya atravesado todos nuestros filtros de seguridad”, finalizó Andrea Zapata.

Autores consagrados y pintores que prometen

LS/Galería cuenta con un portafolio de artistas nacionales e internacionales como: Rufino Tamayo, Arnaldo Coen, Pedro Coronel, Gunther Gerzso, Rafael Coronel, Jeff Koons y Mr. Brainwash, entre otros, todos artistas consagrados, o grandes promesas como Jesús Lugo, Ermilo Espinosa e Irene Zundel, obra gráfica y original, y toda siempre con certificado de autenticidad.

Piezas para invertir desde 22,000 pesos.

Catálogo disponible en: https://lsgaleria.com/collections/all

[email protected]