Este martes, la Biblioteca de México José Vasconcelos fue cerrada por personal del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC), como parte de las acciones de exigencia de un incremento salarial y en contra del detrimento de sus prestaciones laborales, que este lunes dieron inicio con el cierre de las instalaciones del edificio sede de la Secretaría de Cultura federal, en Reforma 175, para exigir una reunión con autoridades de las secretarías de Cultura, Hacienda (SHCP) y Gobernación.

El cierre de la Biblioteca de México fue parte de las medidas que han sido tomadas en comité para no cesar las manifestaciones en distintas áreas de trabajo de la dependencia federal hasta no ser escuchados, de manera inmediata, por las autoridades correspondientes de las dependencias antes citadas y no el jueves 13 de junio, como la Secretaría de Cultura hizo saber al inicio de la semana.

“Fuera Marx y toda su comitiva”, se podía leer en una pancarta que se colocó a la entrada de la Biblioteca desde la avenida Balderas, con la mención de Marx Arriaga, el titular de la Dirección General de Bibliotecas, quien, a través de redes sociales, se dijo en “aislamiento” y respondió lo siguiente:

“No sé qué duele más, sentirte secuestrado en tu trabajo o leer mentiras. Los afiliados de este líder no han sufrido ningún recorte y sería pertinente evaluar las influencias que tenía con las anteriores gestiones administrativas y lo que ganó”.

En las rejas al otro extremo de la Biblioteca de México, por el acceso de la calle Enrico Martínez, también se colocaron pancartas exigiendo “respeto a las prestaciones”, “aumento salarial digno” y “no al influyentismo”, así como el cumplimiento de las promesas del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de incrementar 3% de salario para aquellos trabajadores que perciben menos de 10,000 pesos mensuales.

Fijan sus posturas

La tarde de este lunes, la Secretaría de Cultura emitió un comunicado en el que se dio a conocer que “en virtud de que la demanda de diálogo fue resuelta positivamente para los agremiados del sindicato, la Secretaría de Cultura considera innecesario que los accesos a la dependencia sigan tomados y que se impida la entrada a los trabajadores, con la consecuente afectación a las actividades sustantivas y administrativas de la dependencia y los posibles daños y perjuicios que se puedan ocasionar”.

Sin embargo, los miembros del SNDTSC, a través de un documento público, reiteraron que mantendrán firmeza en la exigencia por un incremento salarial más alto a 3.34%, más 3% de incremento comprometido por el mandatario mexicano en una conferencia en Palacio Nacional, en diciembre pasado.

“Emprendimos esta movilización dado que las autoridades —contrario a lo que dicen— agotaron el diálogo, y decidieron no hacer valer ante otras instancias lo anunciado por el presidente. Para nosotros no basta con canalizar demandas, es necesario que las autoridades que hoy se encuentran en la Secretaría de Cultura defiendan no sólo a la institución, sino también a sus trabajadores”, se puede leer en la misiva enviada a esta redacción.

Además, expresaron que “nos mantenemos en plantón, pese a las intimidaciones que las autoridades de la Secretaría de Cultura han implementado, como traer notarios públicos para dar fe del cierre de la institución, la cual, cabe señalar, está cerrada no por los trabajadores, sino por las propias autoridades, quienes mandaron poner toletes por dentro para evitar el paso al baño de las y los trabajadores, lo cual violenta nuestro derecho a la libre movilización”.

Niegan actas administrativas e intimidaciones

En la víspera se realizó una conferencia convocada por la dependencia federal. En ella estuvieron presentes Hugo Huesca, director general de Administración, y Lidia Zarco, coordinadora nacional de Relaciones Laborales de la Secretaría de Cultura

“Hasta la semana pasada se llevaron a cabo las mesas de trabajo para las negociaciones del incremento salarial, como, año con año, se realizan. En las mismas surgieron inconformidades de las distintas representaciones sindicales. En el ánimo de la apertura y gestión que compete a la secretaría, a la fecha se han hecho las gestiones antes las instancias conducentes, tanto de manera formal como en diversas reuniones a efecto de satisfacer dichas demandas”, declaró Hugo Huesca.

Desde el mencionado lunes, reiteró, tanto la SHCP como la Secretaría de Gobernación mostraron la disposición para reunirse con los representantes sindicales, lo cual, se dijo, de inmediato se hizo del conocimiento de los trabajadores apostados a la entrada de las instalaciones.

“Tenemos que tomar los cauces legales conducentes”, explicó sobre el cierre de las instalaciones de la Secretaría de Cultura, como “notificar ante notario público que está cerrada la instalación porque, evidentemente, también se vulneran las actividades administrativas y sustantivas. No podemos ser omisos ante cualquier situación que está fuera del marco de la legalidad”. Aclaró que, hasta el momento, no se ha levantado un acta administrativa por dicho cierre y mucho menos se han ejercido intimidaciones de parte de integrantes de la dependencia hacia los trabajadores.

Ante la prensa confirmar que en la negociación de mañana jueves estará presente el titular del departamento de Administración y Finanzas de la Secretaría de Cultura, Omar Monroy Rodríguez, así como los responsables por asignarse de parte de las secretarías de Hacienda y Gobernación. A su vez anunció que, además del SNDTSC, estarán representantes del Sindicato Nacional Independiente de los Trabajadores de las Secretaría de Cultura y del Sindicato Nacional de Cultura.

Horacio Franco rebate a Jesusa Rodríguez sobre becas del Fonca

Durante la presentación del programa Lunario Barroco, que se llevará a cabo durante el mes de julio, el maestro flautista Horacio Franco hizo referencia de las declaraciones de la senadora Jesusa Rodríguez, quien esta semana se pronunció en favor de la desaparición de las becas del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y expresó su desacuerdo “con el arte subsidiado”.

“No estoy de acuerdo con su postura porque ella misma tuvo la Beca Guggenheim. Pero, aparte de todo, los artistas no podemos sostenernos de un sistema en el cual la Iniciativa Privada no está preparada y no tiene los inventivos fiscales para apoyar a los artistas. Los artistas no podemos dejar de sobrevivir sin las becas del Fonca, ya que es un sistema envidiablemente bien fundamentado, un sistema benemérito en este país, totalmente comprobado que funciona. Que, sí, en un momento dado le ha dado premios nacionales a gente que no lo merece, a algunos aficionados a las artes, a gente que no lo necesita o a quien no ha correspondido, y también estoy muy en contra de eso, pero no se puede generalizar. Si nos quitan ese sistema, que no tiene países como Inglaterra, nos dejan desprovistos de uno de los bastiones culturales más fuertes que tiene México”, declaró.

En varias ocasiones, Franco ha sido miembro del consejo del Fonca e, incluso, durante el periodo de transición en el 2018, fue invitado por la ahora secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, para asumir su dirección, sin embargo, declinó, porque, según retomó este martes: “yo no aceptaría ningún puesto político porque soy un artista”.

Lamentó que las autoridades de Cultura “no están escuchando a la gente que puede aportar porque finalmente es la función de quienes estamos en el asador”.

Se dijo a favor de que “el Fonca sea encabezado por un administrador de la cultura, que tenga probidad y una carrera como administrador de la cultura porque lo va a hacer mejor que cualquier artista. Lo importante es que (los funcionarios) tengan a bien escucharnos y respondernos. Tienen que ser incluyentes. Necesitan rodearse de gente que tenga mente mucho más crítica y conocimiento de lo que está pasando”, concluyó.