El gobierno federal dio por concluida la Fase 3 de contingencia sanitaria para dar paso a la llamada “nueva normalidad”. A partir de este lunes 1 de junio comenzó el paulatino regreso a las actividades; sin embargo, de las 32 entidades federativas, solo Zacatecas podría comenzar en este momento el periodo de reapertura económica de acuerdo con el Semáforo Covid-19, que indica color naranja para este estado.

Hasta la noche de este lunes había registrados en México 93,435 casos y 10,167 decesos ¿Aun con esta cifra es oportuno dar por terminada la Fase 3?

Para el doctor Andreu Comas García, del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud y Biomedicina, CICSaB, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), las cosas no han cambiado como para iniciar el proceso hacia una nueva normalidad. “No ha habido ninguna modificación de la epidemia, esta sigue creciendo y vamos a ver con mucha probabilidad más casos. Las próximas predicciones dicen que llegaremos a la meseta o a no tener más casos nuevos en unas dos o tres semanas”.

Aseguró que, aunque se acabe la sana distancia, no debe cambiar nada. De las más de 10,000 defunciones, por lo menos en la Ciudad de México se tienen que multiplicar por tres y los casi 100,000 casos por 7.3. “En un par de semanas el país estará llegando a un millón de infectados, por lo que no podemos decir que se ha logrado aplanar la curva, ni mitigar el brote”.

Agregó que el discurso de la normalidad puede ser un malentendido, y aunque se entiende que es necesaria la reactivación económica y que hay factores externos que afectan la economía, el falso discurso de la normalidad puede ser peligroso. “Somos uno de los pocos países que se va a reactivar cuando hay la mayor cantidad de casos nuevos, la epidemia sigue activa”.

Por ello dijo que las empresas y negocios no solo tendrán que cumplir la nueva normativa de las autoridades, sino que tiene que ser eficiente, con estrategias para detectar casos sospechosos y que se use correctamente el equipo.

Comas García explica que será muy importante la responsabilidad de la sociedad, pues mientras no tengamos una vacuna disponible y efectiva, tenemos que vivir con medidas de sanidad que serán esenciales para el ser humano.

Todos somos corresponsables

La  doctora María Enriqueta Flores, cirujana y especialista en educación en salud, coincide con el doctor Comas: “los ciudadanos tendremos que ser corresponsables para esta siguiente etapa”.

“Aunque el virus desde el punto de vista médico es tan variado y aún no hemos terminado de conocerlo, sí hay pistas muy importantes que hablan de que existen comorbilidades, “esto ha determinado que podamos ver gente muy joven, entre 30 y 40 años que también están muriendo, hay algo que está sobre respondiendo en ellos pero la respuesta aún es obscura”.

Advierte que la pandemia no está terminando y estará con nosotros uno o dos años más, pero señala: “tenemos que ser responsables y no informar de manera alarmista, esa es una responsabillidad de los médicos”.

“Al parecer no hubo la capacidad a nivel de sistema de salud, parece que tener la ventaja de estar del otro lado del mundo de donde inició la pandemia, no funcionó de mucho, el gobierno debió preparar mejor los hospitales. Como médico es un reclamo tremendo que hago todos los días, es necesario proteger a los médicos que han estado luchando y no ha sido así”, sostuvo.

[email protected]