El músico argentino Gustavo Cerati llegó hoy a Argentina para comenzar su recuperación luego del accidente cerebrovascular que sufrió el pasado 16 de mayo en Venezuela y que puso en riesgo su vida.

Cerati, de 50 años, aterrizó en el aeroparque de Buenos Aires en un avión ambulancia procedente de Caracas y en el viaje estuvo acompañado por su madre, Lilian Clark, una de sus hermanas, dos enfermeras y el neurólogo, Antonio Martinelli.

El ex líder de la mítica banda Soda Stereo, quien continúa inconsciente pero ya respira por sus propios medios, fue llevado de inmediato, en una ambulancia, al Instituto Fleni, uno de los centros de atención neurológica más importantes del continente.

Las medidas de seguridad se reforzaron para evitar el desborde de la prensa y los fanáticos, ya que la ambulancia fue custodiada por una decena de patrulleros en su camino a la clínica.

El músico quedará internado en terapia intensiva y, según sus avances, podría ser trasladado a otra sede del Fleni, ubicada a 60 kilómetros de Buenos Aires, donde se rehabilitó el futbolista paraguayo Salvador Cabañas tras ser baleado en México.

Cerati permaneció en el hospital La Trinidad de Caracas desde que la noche del 16 de mayo, luego de un concierto, sufriera una isquemia cerebral cuyas consecuencias en el sistema nervioso aun no han podido ser establecidas por los médicos.

Gustavo Adrián Cerati Clark, nombre completo del admirado artista, es uno de los mayores iconos del rock en español gracias a la exitosa trayectoria que comenzó con Soda Stereo, la primera banda argentina que conquistó Latinoamérica.

Con una cuidada estética de cabellos alborotados y ropa colorida, Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti formaron un trío de revolucionó la música de mediados de los 80 con canciones como 'En la ciudad de la furia', 'Cuando pase el temblor' y 'De música ligera'.

Después de siete discos que se convirtieron en clásicos, la banda anunció su separación en 1993 y Cerati comenzó una exitosa carrera como solista, por lo que al momento de su accidente se encontraba en la gira 'Fuerza natural', título de su más reciente álbum.