Desde pequeñas fotografías en colores de Ted Kennedy, Sylvester Stallone o Farrah Fawcett tomadas por Andy Warhol hasta un inmenso autorretrato de Chuck Close, más de 1.000 imágenes de la colección histórica Polaroid se subastarán la semana próxima en Nueva York.

El remate judicial fue ordenado por el tribunal de quiebras de Minnesota (noreste de Estados Unidos) para reembolsar a decenas de acreedores del inventor de la foto instantánea (1948). Polaroid quebró dos veces, en 2002 y 2009.

La subasta se desarrollará el lunes y martes próximos en Sotheby's, que desde este miércoles expone las fotografías, en realidad una selección de las más cotizadas, ya que la colección completa es mucho más numerosa.

La selección fue reunida a lo largo de varias décadas por el fundador de la empresa e inventor de la cámara, Edwin Land, junto a su director técnico Ansel Adams, del cual se pondrán a la venta unas 400 fotografías.

Land había decidido enriquecer el catálogo con obras clásicas y había permitido a Adams adquirir a través de Polaroid obras de grandes fotógrafos norteamericanos como Harry Callahan o Dorothea Lange, cuya famosa "madre emigrante" fotografiada en 1936 está tasada entre 60.000 y 80.000 dólares.

Algunas fotos murales inmensas de Adams, como su "Salida de Luna en Hernández, Nueva México", están estimadas entre 300.000 y medio millón de dólares y la subastadora espera entre 7,2 y 11,1 millones de dólares.

Utilizando una enorme cámara Polaroid creada en un único ejemplar, el artista Chuck Close había realizado su "autorretrato en nueve partes" con nueve fotografías de 50x50 cm de diferentes partes de su rostro (40-60.000 dólares).