El Canal del Congreso, ubicado en la señal 45 del televisor, consiguió una autorización para subdividir su ancho de banda en dos canales más para crear un canal dirigido exclusivamente a las actividades del Senado de la República y otro para los trabajos de la Cámara de Diputados.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó esta solicitud el 30 de octubre y desde entonces, el Canal del Congreso tiene hasta marzo de 2020 como fecha límite para lanzar al aire a esos otros dos canales digitales, o la autorización del regulador quedará sin efectos.

Los canales se ubicarán en las señales digitales 45.1 para el canal principal; el 45.2 para el Canal del Congreso “Senado” y el 45.3 para el Canal del Congreso “Diputados”.

El Canal del Congreso, como concesionario, expuso ante el IFT que la petición para habilitar dos nuevos canales dentro de su mismo ancho de banda obedecía al plan del Congreso de la Unión de divulgar al máximo posible el trabajo legislativo, por lo que tiene pensado transmitir el mayor número posible de contenidos programáticos a través de su espectro concesionado para televisión digital.

La solicitud contó con las opiniones favorables de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales, así como de la Unidad de Competencia Económica del IFT, de acuerdo con el expediente IFT/226/UCE/DGCOEC/061/2019 y P/IFT/301019/531.

Además, el IFT argumentó que con la habilitación al Canal del Congreso de dos canales adicionales, los contenidos de la televisión pública alcanzarían una cuota del 41.94% de todos las transmisiones que viajan por el aire, desde 37.93% antes de la autorización.

El Canal del Congreso tiene entonces 90 días hábiles que comenzaron a correr desde la primera semana de noviembre de 2019 para lanzar al aire a los canales 45.2 y 45.3 de TV digital.

kg