Medellín, Colombia.-Fernando Botero, el principal artista plástico vivo de Colombia, regaló a Medellín, su ciudad natal, la escultura "El gato", en el marco de las celebraciones que se han preparado en el país por sus 80 años, que cumplirá el 19 de abril.

"Disfrútenla. Esta obra es para que disfruten el arte", dijo Botero al desvelar la escultura monumental a la entrada de la biblioteca pública que lleva su nombre, en el pueblo de San Cristóbal, a las afueras de Medellín.

El maestro, acompañado por su esposa Sofía Vari, fue homenajeado por cientos de escolares, que le recibieron ataviados con trajes típicos.

"El gato" es una escultura en bronce de 1,050 kilos y de 390x150x190 centímetros, vaciada en su taller de Pietra Santa, en Italia.

Esta obra se suma a otras esculturas monumentales de Botero, instaladas en espacios abiertos de Medellín, entre las que destacan "La gorda", en el parque Berrío, y "El pájaro", en el parque San Antonio.

Además, esta ciudad, la segunda de Colombia con 2,5 millones de habitantes, cuenta desde hace 10 años con la Plaza Botero, un espacio de 7,000 metros cuadrados donde se exhiben otras esculturas monumentales del maestro, entre ellas "Maternidad", "Esfinge", "Rapto de Europa", "Mujer reclinada" y "Pensamiento".

La inauguración de "El gato" forma parte de una serie de homenajes y regalos mutuos preparados en Colombia con ocasión del próximo 80 cumpleaños de Botero.

Este martes, se inaugurará en Medellín su nueva colección de pinturas "El Viacrucis", un conjunto de 27 óleos y 26 dibujos realizados en 2010.

El mismo día de su cumpleaños, el maestro será homenajeado en el Museo Botero de Bogotá, en un acto con autoridades y niños de las escuelas públicas.

"Para mí es un placer volver aquí a mi tierra con estos cuadros. Esta exposición coincide con este cumpleaños mío, que es obviamente importante y dramático", dijo mientras supervisaba el domingo el montaje de Viacrucis.

Según Botero, este Viacrucis ha sido reflejado "a los ojos de un artista moderno, que se permite ciertas libertades como incluirse a sí mismo o a su madre en las obras".

Botero se caracteriza por sus figuras humanas voluminosas, que le han hecho célebre internacionalmente.

Recientemente, el maestro colombiano presentó en Nueva York una muestra de pinturas sobre los abusos de los soldados estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

"Con lo que yo he expuesto ya me considero satisfecho. La obra mía ha sido muy vista por todas partes. No tengo así ninguna frustración, estoy más que satisfecho con todo lo que he podido mostrar", dijo Botero en Medellín, ciudad de la que salió hace 62 años.

Botero expuso por primera vez cuando tenía 19 años de edad, en la galería Leo Matiz, de Bogotá.

BVC