Puebla.- Elizabeth Joy Roe comenta que como estudiante de música clásica la ama y conoce, pero de que su principal influencia musical es el rock.

Grag Anderson se descubrió quedándose dormido en los conciertos de música clásica a pesar de ser el mismo un pianista clásico. "Creo que es porque los intérpretes no se esfuerzan en involucrarnos con la música".

Esta pareja que proponen hacerlo y en La Ciudad de las Ideas llevan dos piezas de más de 200 años de antigüedad, una de Schubert, y otra de Mozart.

La primera en video, llena de efectos y humor pero también tratando de reflejar el ánimo mortuorio con el que fue compuesta.

La otra es el Rondo a la turca de Mozart, que "se toca con seriedad, pero era una pieza de celebración, se tocaba con tambores en realidad, era una música ruidosa y festiva".

Así que añaden algo de jazz y ragtime y aunque "no son muy fieles a las notas, sí los son al espíritu".

"Se trata de que la música perdure pero que lo haga viva, que respire y que nos ayude a encontrar la verdad que buscamos en la vida", explica Roe.

El "Ragtime a la turca" es una maravilla. A diferencia de Liebert el día anterior, Anderson y Roe, tras pasar un video y tocar una pieza, nos emocionan y nos dejan deseando mucho más.los interpretes no se esfuerzan en involucrarnos.

mac