A inicios de septiembre, el diputado Juan Pablo Adame Alemán presentó una iniciativa con punto de acuerdo al pleno de la Cámara de Diputados para crear la Comisión Especial de Acceso Digital y Tecnologías de la Información. El objetivo, a decir del legislador panista, es generar un marco legal que permita cerrar la brecha digital en el país.

Estadísticas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que en México, los accesos de Internet en los hogares no llegan a 3 de cada 10 hogares. Según la UIT, la penetración de Internet en los hogares es de 27.5%, mientras que las cifras del INEGI calculan 23 por ciento.

Representantes de organismos industriales como la Canieti, la Amiti y la Amipci; especialistas como Ernesto Piedras, de The Competitive Intelligence Unit, o Emilio Saldaña, experto en software libre, han sostenido reuniones con el congresista de la LXII Legislatura. Todos coinciden que se deben colocar las políticas de desarrollo digital del país como una prioridad en la agenda de la LXII Legislatura.

Con iniciativas como la derogación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) en Telecomunicaciones, la eliminación de barreras a la inversión extranjera en el sector, y la promoción de transparencia y el gobierno electrónico, Adame Alemán considera que podrá reducirse el rezago tecnológico del país, pero agrega que se necesitará voluntad de los políticos, la sociedad civil, la academia y la industria para el avance digital del país.

De aprobarse la creación de la Comisión Especial de Acceso Digital y Tecnologías de la Información, sería la tercera legislatura consecutiva con una entidad especializada en el impulso de iniciativas para el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicaciones en el país.

¿Por qué se necesita la creación de esta Comisión?

Los diputados tenemos que actualizar el marco legal de las tecnologías de información y el gobierno federal tiene que hacer la política pública de la creación de esta agenda digital que ya se hizo en el sexenio de Felipe Calderón. Se tiene un trabajo hecho pero nos falta darle mucho mayor punch y mayor fuerza.

¿Qué iniciativas concretas buscarían impulsar desde la Comisión?

La primera batalla es la eliminación del Impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) en telecomunicaciones.

Segundo, hay que insistir que en materia de Inversión Extranjera Directa pueda estar en su totalidad, que pueda haber competencia que le beneficie al usuario. Para que otros inversionistas de todo el mundo puedan venir a invertir en Tics aquí en México.

Tercero, quisiera meterme en el tema de trámites de gobierno y más transparencia en todos los órganos. Esto significa transparencia en el poder legislativo, en partidos políticos, en gobierno federal y transparencia a través de Internet. Transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana a partir de la materia digital. El siguiente gobierno tendrá que ver qué trámites burocráticos se tienen que eliminar y que se puedan hacer por Internet.

¿Cómo ayudarán estas iniciativas a disminuir la brecha digital?

En el IEPS, por ejemplo, Hacienda tenía pronosticado recaudar 17,000 millones de pesos. Hasta el momento ha recaudado 13,000 millones de pesos. Este impuesto no funciona en su totalidad porque ni recauda e inhibe el consumo.

Si nosotros hacemos que el consumo sea de más fácil acceso, ayudas a la competitividad, a la productividad, a la educación, cosas que pasan cuando abres el consumo en materia de TI.

Con la inversión extranjera, a mayor competencia, mayor beneficio para el usuario porque tiene más opciones de paquetes que pueda contratar y que puedan ser mucho más accesibles para su nivel económico.

En materia de transparencia, para cerrar la brecha digital, debemos hacer una cruzada de alfabetización digital entre los mexicanos, desde usar una computadora, utilizar Internet y que el gobierno te preste esa capacitación para hacer tus trámites por internet. Son varios pasos que ayudan a reducir la brecha digital.

¿Qué hay en la regulación de Internet?

Yo soy claro ahí, que ni SOPA ni ACTA deben pasar. Hoy ya platicaba con el diputado (Fernando) Belaunzarán (PRD) para levantar la voz al Senado de la República para que no pase allá, y que nosotros seamos esa caja de resonancia aquí en la Cámara de Diputados para decir que no debe pasar. Internet y las tecnologías de la información deben ser un espacio libre donde todos podamos gozar de más libertades y poder expresarlas.

¿Existe ambiente político para el rechazo al ACTA?

Tenemos que levantar la voz. Yo creo que la sociedad civil, la que participa no debe dejar de ver a las Cámaras. Hay que estar listo para que no nos madruguen, pero veo buen ánimo en los distintos grupos.

He buscado a los senadores del PAN. Estuve también con el ex senador Francisco Javier Castellón (PRD) y vamos a buscar a los del PRD para decirles que no va. Los actores que estuvieron en la pasada legislatura siguen activos en el tema y eso ayuda mucho para pasar la estafeta de lo que se tiene que hacer. Eso es muy valioso.

¿Cuál es su postura respecto a la Secretaría de Ciencia y Tecnología, y la Secretaría TICS?

Primero habría que marcar muy bien la diferencia entre SEP, Conacyt y la Secretaría de Ciencia y Tecnología. Y segundo, si se va a hacer la secretaría de Ciencia y Tecnología, tendría que incluir las Tecnologías de la Información. Eso es algo que nos puede ayudar.

Yo sé que la industria ha dicho hagan la Secretaría de TICs . Me parece que es una prioridad nacional pero no lo veo en los planes del siguiente gobierno, desgraciadamente. Yo creo que debe ser una prioridad nacional como ya en otros países lo hacen, que ya tienen estas secretarías de TICs, y precisamente ayuda a que se tenga esta agenda digital transversal y que ya haya un plan de país en torno a eso. Y que haya un presupuesto digital porque entonces ya lo inviertes de manera adecuada.

El presidente electo ha manifestado interés por el tema de la Secretaría de Ciencia y Tecnología. Yo creo que la persona que puso al frente es una buena propuesta, pero el chiste no es hacer un Conacyt grandote, sino que esa Secretaría de Ciencia y Tecnología sí tenga una política pública de ciencia y tecnología en un plan nacional transversal en el cual nos pueda decir a todos los mexicanos el plan es ese, sobre esto vamos a ejercer el presupuesto y así lo vamos a gastar, y por eso justificamos la secretaría de Ciencia y Tecnología . Pero sin proyecto y sin plan, no tiene razón de ser una secretaría de Ciencia y Tecnología.

Hay inquietud de que esta Secretaría pueda crear más burocracia.

Hoy, los ciudadanos no confían tanto en las instituciones. Si me das un plan como el plan de agenda digital nacional, y esa agenda digital requiere estas personas, lo entiendo mejor a que sólo me digas que vamos a crear nuevas secretarías porque eso no implica desarrollo.

Que primero nos presenten el Plan Nacional de Desarrollo (PND), que en ese plan venga la parte digital, y que después de esa planeación y presentación de la agenda digital, nos digan qué requieren para crear, construir y desarrollar esa agenda digital. Pero no vengas primero a decir que necesito nuevas secretarías.

En el tema de Agenda Digital, se trata de empujarla para que esté en la prioridad nacional, y después las acciones que va a ejecutar cada uno desde su área: academia, industria, estudiantes, legisladores. Me parece que el siguiente gobierno debe tomar lo mejor de las propuestas.

Y esto urge, el barco ya está zarpando. En estos meses de transición se puede tomar lo mejor de las propuestas de Agenda Digital para empezar el 1 de diciembre con lo que se tiene que hacer ya en materia digital. Por eso insisto en el PND que se está construyendo ahora pero que le metan la agenda digital que va a tener México, que sumen a la industria, que sumen lo que hizo el gobierno federal y que se pueda tener algo en consenso donde todas las voces sean escuchadas.

klm