La protección en los datos personales se ha convertido en una necesidad inmediata ante el aumento de los usuarios en plataformas digitales, así como también por el crecimiento del teletrabajo en el país.

“Muchos escuchamos sobre los fraudes cibernéticos, y siempre pensamos cuál es la forma más eficaz de proteger nuestros datos para que los delincuentes no puedan usarlos para un fraude, o puedan hacer víctima del mismo a nuestros negocios o empresas, señaló Ricardo Robledo, director general y fundador de Tu Identidad, plataforma especializada en la validación de identidad.

De acuerdo con la plataforma, los piratas cibernéticos están utilizando diversos métodos para suplantar la identidad tanto de usuarios como de empresas para cometer fraudes electrónicos que perjudican a las compañías o personas que lo sufren.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en México el costo estimado del fraude electrónico en 2020 ascendió a 12,285 millones de pesos.

A pesar de que durante el cuarto trimestre del año pasado las quejas por fraudes digitales disminuyeron 0.4% con respecto al mismo periodo del 2019; este delito ha ido en aumento en años recientes al pasar de 33% en 2016 a 69% en 2020.

“El fraude es un delito que no sólo afecta a los usuarios, sino también a las empresas porque son ellas quienes asumen el monto de los contracargos. Además, representa para ellas un riesgo reputacional que puede hacerlas perder clientes, proveedores, inversionistas y demás aliados comerciales”, indican.

Explicó que para evitarlo es fundamental que las organizaciones cuenten con un proceso de validación de identidad confiable ya que es el primer paso para frenar el fraude electrónico,

“La validación de identidad es altamente eficaz para prevenir el fraude, ya que brinda la certeza que las empresas necesitan, ya sea para hacer negocios con otras empresas y usuarios o encontrar proveedores confiables. Así disminuyen significativamente la posibilidad que de una transacción posteriormente se convierta en un cargo no reconocido y, por lo tanto, en dinero perdido para el negocio”, agregó.

Según datos de Tu Identidad, los procesos de validación disminuyen en más del 90% del riesgo de fraude para cualquier negocio, ya sea que se trate de una institución financiera o de una empresa de cualquier sector.

De acuerdo con Insight Crime, en México, la pandemia jugó un papel fundamental para el aumento de las amenazas de fraude debido al teletrabajo, la penetración del Internet, el crecimiento del e-commerce y un mayor acceso a servicios financieros digitales. Condiciones que crearon un escenario propicio para el crecimiento de este delito.

“América Latina tiene una penetración de Internet muy alta, pero parece que en gran medida no está preparada para contrarrestar el ciberdelito de fraude… y los países con las economías más grandes (Brasil, México, Colombia y Argentina) son los que tienen más probabilidades de ser atacados por piratas informáticos”, señala la organización.

Estadísticas de la Condusef apuntan que el año pasado los sectores más vulnerables ante el fraude fueron:

  • Comercio electrónico
  • Banca móvil
  • Operadores por internet, persona física
  • Operadores por internet, persona moral

Recomendaciones

Por otro lado, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), indica que para proteger los datos y la información que será utilizada bajo este esquema de temporal de trabajo comparte las siguientes recomendaciones:

  • Acceso a la red y servicios de la nube.
  • Utilizar los servicios de nube y las redes de confianza de la organización.
  • Cumplir con las políticas y procedimientos sobre acceso a la red, servicios de nueve, usuarios y contraseñas, intercambio y respaldo de la información.
  • Usar un canal seguro siempre que se utilice una red pública para conectarse, por ejemplo, una VPN (Red Privada Virtual)
  • En caso de requerir acceso a la red de la organización para operar sistemas de información, administrar recursos tecnológicos de forma remota o consultar información de la intranet, se sugiera utilizar una VPN.
  • Realizar una revisión física para verificar que los elementos de red funcionen correctamente (modem, cableado, corriente eléctrica, intensidad en la señal).

alba.servin@eleconomista.mx