La estadounidense Lyft anunció el miércoles que colaborará con la canadiense Magna en el desarrollo de vehículos de conducción autónoma, con una inversión del gigante de los componentes de automoción de 200 millones en el principal rival de Uber.

La alianza llega en medio de informaciones de que Lyft le está ganando terreno al líder del mercado estadounidense de viajes en automóvil compartidos, Uber, salpicado por demandas y escándalos.

"Junto con Magna, aceleraremos la introducción de los vehículos de conducción autónoma al compartir nuestra tecnología con (fabricantes de equipos originales) del sector automotor en todo el mundo", dijo el presidente ejecutivo de Lyft, Logan Green, en un comunicado conjunto.

Lyft ha conseguido alianzas con inversores, como Ford y General Motors, desde que abrió su iniciativa de la conducción autónoma a otras compañías.

La alianza se hará mediante financiación conjunta, el desarrollo y la creación de sistemas de conducción autónomos que la empresa canadiense podría incorporar en los componentes que vende a los fabricantes de automóviles.

Lyft compite contra Uber, que está desarrollando sus propios vehículos autónomos.

La mayoría de los principales fabricantes de automóviles y una serie de empresas de tecnología han intensificado sus esfuerzos en la conducción autónoma en los últimos años, y sostienen que estos sistemas eliminarán la gran mayoría de los accidentes de tráfico. Apple se encuentra entre las compañías con permisos para probar autos sin conductor en California.

abr