El mayor buscador de internet, Google, sigue la actividad de usuarios que emplean el programa navegador Apple, instalado en millones de computadoras y teléfonos iPhone, pese a que éstos manifiestan que no quieren ser rastreados.

En una nota publicada este viernes, el diario The Wall Street Journal (WSJ) afirmó que tanto Google como otras firmas dedicadas a la venta de publicidad en internet han evadido los ajustes de seguridad de millones de personas que usan el navegador Safari.

Dicho navegador, al parecer evita ser rastreado, con el fin de conocer sus hábitos en la red virtual.

El código usado por Google fue detectado por un investigador de la Universidad de Stanford y confirmado por un técnico independiente contratado por The Wall Street Journal, y permite a la empresa rastrear a la gente 'por la vasta mayoría de sitios de internet'.

La nota refirió que otras empresas dedicadas a la venta de publicidad en internet también rastrean a usuarios de Safari Vibrant Media Inc., WPP PLC's Media Innovation Group y PointRoll Inc., aunque el seguimiento de Google es el que tiene "por mucho, el mayor alcance" de todos.

Por su parte, Google negó que rastreara a usuarios de Safari, en tanto que voceros de Apple expresaron que buscan la manera de poner un alto a la práctica.

El año pasado, la Comisión de comercio federal de Estados Unidos multó a Google con 16 mil dólares por violación, por día, por ofrecer información imprecisa sobre sus prácticas de seguridad a sus consumidores.

JSO