Después del anuncio de las autoridades de la Ciudad de México sobre las modificaciones que hizo a la Ley de Movilidad local y de su publicación en la Gaceta Oficial, Uber, Cabify, Bolt, Laudrive Beat y DiDi suscribieron un comunicado en el que plantean sus preocupaciones acerca de que esta reforma “crea una serie de barreras de entrada que tendrán graves repercusiones en la economía de las familias e individuos que hoy cuentan con un ingreso gracias a las aplicaciones de movilidad”.

Las empresas añaden que las modificaciones “afectan a la población que busca opciones seguras y económicas de movilidad en la Ciudad de México, al mismo tiempo que desincentivan prácticas de cuidado al medio ambiente y reducen las oportunidades económicas para miles de ciudadanos” y afirman que la nueva regulación no contempla un periodo razonable para su implementación.

El Gobierno de la Ciudad de México anunció a través de la Gaceta Oficial y de una conferencia de prensa en la que participó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Movilidad, Andrés Lajous, un conjunto de modificaciones a la Ley de Movilidad que obliga a estas empresas que prestan el servicio de transporte de pasajeros privado especializado con chofer a tramitar una constancia de registro y a obtener una constancia de registro vehicular por cada vehículo que opere con sus aplicaciones.

Los conductores que trabajen con estas empresas tendrán además que tramitar una licencia tipo E, para lo cual deberán acreditar una prueba ante el Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (CENFES). Los vehículos en los que se quiera ofrecer este servicio no podrán tener un costo de factura de origen por menos de 250,000 pesos.

Con estas modificaciones, Uber, Didi, Cabify, Beat, Bolt y Laudrive también estarán obligadas a compartir información sobre su operación con las autoridades y a entregar a los conductores un tarjetón que indique que ofrecen el servicio.

Ante estas modificaciones, las compañías de transporte afirmaron coincidir con el Gobierno de la Ciudad de México “en la necesidad de contar con información que ayude a mejorar la movilidad urbana. Por lo que reiteraron su “compromiso de colaborar con la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) para fomentar mayor seguridad, eficiencia, transparencia y un desarrollo incluyente en el sector”, refiere el comunicado.

Las compañías dijeron que “a reserva de conocer más detalles sobre el proceso de implementación de estos cambios”, el colectivo hacía un llamado a la jefa de Gobierno y al secretario de Movilidad para que las incluyan “en la construcción de esta nueva regulación, por medio de un diálogo abierto y participativo en donde estemos representados tanto las plataformas de movilidad, como los conductores, pasajeros, asociaciones civiles y autoridades”.

[email protected]