El ajuste a los precios de los teléfonos inteligentes y tabletas por el encarecimiento del dólar y por la aparición de nuevos modelos con características que los hacen más duraderos, provocará que en el 2016 las ventas de esos dispositivos sufran un frenón.

La firma de investigación IDC prevé que este año las ventas de esos equipos sumen 34.99 millones, apenas 2.2% sobre los 34.25 millones que se vendieron en el país en todo 2015, contrario a los crecimientos de doble dígito de años atrás.

IDC prevé que durante 2016 el precio promedio de compra de un smartphone en la modalidad prepago será de 2,800 pesos, a diferencia de $2,500 que fue el precio promedio registrado en 2014. Aunque se perfila un crecimiento en el gasto del consumidor, éste ha dejado de ser como en años pasados.

NOTICIA: Crece 24% el número de gadgets asegurados por regreso a clases

Todo este panorama deriva de un efecto de ajustes en los precios de los dispositivos, lo que hace que los usuarios alarguen el periodo de cambio entre un equipo a otro, hasta por dos años. Sucede también un fenómeno donde la oferta de ciertos segmentos de dispositivos son de características más robustas y durables cuando se les compara con años anteriores; es decir, que a pesar de los incrementos en los precios, la calidad ha aumentado significativamente.

Anteriormente, las personas cambiaban sus smartphones en 3 grandes grupos de 12, 18 y 24 meses; ahora observamos una concentración en los grupos de 18 y 24 meses, será más complicado que un usuario cambie su dispositivo móvil en menos de un año , dijo el analista, Oliver Aguilar, gerente de telecomunicaciones, consumo y dispositivos comerciales de IDC.

Pese a los encarecimientos del tipo de cambio, las mejoras de los equipos también demuestran que el mercado crece.

NOTICIA: Dispositivos móviles reducen costos de empresas

A principios de 2014, el precio promedio de un smartphone de entre 5 y 5.5 pulgadas era de 6,700 pesos y apenas representaban el 11% del mercado en unidades. En contraste, a finales de 2015 era posible comprar el mismo tamaño en pulgadas por 3,800 pesos en promedio y estos dispositivos representaron el 45% del mercado.

De igual forma es mucho más accesible hoy en día un teléfono con tecnología 4G, con una mayor cantidad de sensores, 8 megapixeles en cámara, y con procesadores más potentes y más inteligentes. Aunque el usuario pague un poco más por los dispositivos, tiene claro que está obteniendo un móvil de mayor calidad.

La tendencia para 2016 es la adopción del 4G, pues su erosión de precios sigue en curso a diferencia de las modificaciones en precios de 3G, y uno de los principales cambios esperados será la forma en la que voz y datos comenzarán su unificación a través de datos en una misma red.

NOTICIA: México tendrá 37 millones de dispositivos inteligentes

Tabletas y tabletas con teclado desmontables

En 2015, el total de mercado de tabletas fue de 6.39 millones de unidades, considerando dispositivos de uso empresarial y personales; sin embargo, para este año IDC pronostica una caída de 32% para tabletas personales, llegando a 4.13 millones de unidades, donde si bien la caída en mercado de tabletas personales es considerable (-17% anual), lo será aún más para el mercado empresarial y de uso en proyectos de gobierno y educación, registrando una caída de 85% anual.

La desaceleración en mercado de uso personal se debe a que las grandes cadenas de distribución se encontraron con un consumidor más selectivo y de mayor conocimiento ante la gran cantidad de oferta que en algún momento hubo en los puntos de venta, lo que ocasionó una desaceleración en la compra de tablets incluso en momentos de gran demanda, además de que se priorizó la compra de smartphones.

Hubo también jugadores que salieron del mercado ante la oferta y precios por parte de marcas chinas, que en promedio siguen acaparando más de un 30% del mercado como sucede desde hace tres años, dijo Ricardo Mendoza, analista de dispositivos comerciales y de consumo de IDC México.

NOTICIA: Tráfico de datos abrumará teléfonos móviles: Cisco

A pesar de este panorama, dentro del segmento de tabletas hay uno que mantiene la oportunidad de estabilizar este mercado y es el de equipos con teclado desmontable, dirigidos a usuarios con necesidades de mayor productividad, rendimiento y portabilidad. Este segmento tiene oportunidades de crecimiento, pues permite el manejo de aplicaciones más robustas para negocio, al mismo tiempo que brinda una experiencia de entretenimiento.

La tendencia en tabletas con teclado desmontable es que gradualmente se asemejen en precios, a las actuales ofertas de computadores portátiles, desde las versiones más básicas hasta las versiones profesionales (Pro) con mayor rendimiento y costo. En cuanto a características, las tabletas de 7 pulgadas desaparecen y crecerán los tamaños de pantalla por arriba de 10 pulgadas además que la resolución irá incrementándose, así como la capacidad de los procesadores.

NOTICIA: Los dispositivos móviles cambiarán el futuro del trabajo

Con información de Nicolás Lucas

mfh