La frontera de México y Estados Unidos se extiende a lo largo de 3,200 km y cuenta con 56 puestos fronterizos. Diariamente la frontera es cruzada por un millón de personas, 300,000 vehículos y 70,000 camiones. Se calcula que tiene una población de 14 millones de personas.

Pese a los reiterados dichos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la migración de indocumentados a ese país procedentes de México, el número de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se ha estabilizado en los últimos años después de décadas de rápido crecimiento. La realidad dista de lo que el mandatario republicano considera como verdad: el número de los que entran procedentes de México disminuyendo cada año desde el 2009 según las estimaciones del Centro de Investigación Pew.

NOTICIA: 7 libros que retratan la situación de la frontera México-EU

Desde hace algunos años son más los mexicanos que regresan de los que emigran a Estados Unidos en busca de oportunidades. Según datos del censo de Pew entre 2009 y 2015 un millón de personas volvieron tras haber estado en la unión americana, por diversas razones, dentro las que se incluyen que no les fue posible encontrar trabajo. Muchos fueron deportados. En ese mismo período se calcula que 817,000 mexicanos viajaron al vecino país del norte.

En el caso de los que viajan con los documentos correspondientes a Estados Unidos hubo un nuevo problema. Recientemente se reportó, en un programa radiofónico de Grupo Fórmula, el caso de una mexicana que denunció que, al intentar ingresar a Estados Unidos por Tijuana, un agente migratorio le pidió su celular y al observar que tenía memes (imágenes satíricas) que hacían burlas del presidente Donald Trump, por lo que procedió a negarle la entrada a la Unión Americana y retirarle la visa.

Queremos tener la posibilidad de consultar sus redes sociales con las contraseñas , declaró el secretario de Seguridad Interior, John Kelly en una audición ante la comisión sobre Seguridad Interior de la Cámara de Representantes. Con esta medida se busca reforzar los controles previos de los visitantes y a eliminar a aquellos que puedan constituir una amenaza a la seguridad, lo que Donald Trump calificó de verificación extrema .

NOTICIA: Frontera norte, con mayor dependencia comercial con EU

Desde la administración de Barack Obama, la revisión de dispositivos móviles está permitida en los controles fronterizos y se implementó para comprobar que quienes cruzan la frontera no están trabajando de manera ilegal en los Estados Unidos. En el 2014 el gobierno de Estados Unidos inició con esta dinámica con la que tiene la posibilidad de pedir los datos almacenados y compartirlos con las agencias gubernamentales, bajo sospecha de algún delito grave. Esta propuesta se estudió hasta que la Corte Suprema, decidió que los datos de los dispositivos están sujetos a actividades sospechosas . En caso de que la propuesta de Kelly se materialice, todos los que viajen a Estados Unidos, podrían tener que dar sus contraseñas en redes sociales, lo que obviamente significa ceder el acceso a datos almacenados en nuestros dispositivos y en la nube.

La versión en línea de la revista Wired publicó consejos para preservar la privacidad legalmente en el caso de querer ingresar a Estados Unidos.

1. Bloquea tus dispositivos

Según Wired, en una computadora se pueden usar programas como BitLocker, TrueCrypt o Filevault para encriptar la información del disco duro, de manera que nuestra información no esté disponible tan a la mano. En el caso de nuestros dispositivos móviles lo ideal es establecer un PIN fuerte. También recomiendan apagar los teléfonos y computadoras antes de entrar a las aduanas, de esa manera las herramientas de cifrado serán más eficaces en el caso de la computadoras y al encender el teléfono les requerirá la contraseña sin poder usar las huellas digitales.

2. Avisar a alguien que se cruzará un control fronterizo

Según el consejo de Wired, antes de entrar a las aduanas es conveniente avisar a algún conocido o familiar, que pueda ponerse en contacto con un abogado, por si hay alguna detención y no existe la posibilidad de contactar al mundo exterior se pueda contar con el apoyo de alguien para que sea posible buscar ayuda legal para salir. No hay que olvidar contactar de nuevo al conocido o familiar cuando el proceso migratorio en la aduana haya terminado.

3. Preparar un kit de viaje

Wired habló con Ryan Lackey, un informático e investigador en seguridad, que tiene métodos por comunes para evitar que las aduanas de algunos países del mundo puedan entrar a sus datos personales. Lackey recomienda configurar nuestros dispositivos para que almacenen la menor cantidad de datos sensibles posibles. También recomienda no vincular los dispositivos a cuentas personales y en caso de crear una cuenta vinculada tratar de hacerlo con nombres de usuario y contraseñas únicas.

4. Denegar el acceso

En este consejo Wired, aconseja un pequeño truco legal. En lugar de negarse a cooperar otorgando la contraseña de nuestros dispositivos, se puede argumentar la imposibilidad de hacerlo, configurando las cuentas con la verificación de dos pasos. Para ello debemos asegurarnos antes de cruzar la frontera de no tener con nosotros la tarjeta SIM que permite recibir el mensaje de texto para entrar en las cuentas privadas.

rarl