La aseguradora originaria de España, Mapfre, logró un crecimiento de 130.6% en su volumen de primas gracias a la póliza de daños de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el segundo trimestre del año, de acuerdo con su reporte.

Los resultados trimestrales de Mapfre mostraron que el volumen de primas se disparó en el periodo hasta los 935 millones de euros, lo cual la aseguradora explica por la renovación de la póliza bianual de la petrolera. El año pasado, la emisión de primas sumaron 405.8 millones de euros.

Respecto al beneficio operativo de su negocio en México, este fue de 14 millones de euros, lo que supuso un incremento de 31% respecto al mismo periodo del 2018, cuando se registraron 10.8 millones.

A inicio del mes se dio a conocer que la aseguradora ganó, por tercera vez consecutiva, la licitación de la póliza de daños de Pemex. Ahora, Mapfre señala que la póliza fue por un importe de 502 millones de dólares, lo que resulta menor a los 546 millones de dólares del periodo del 2017 al 2019.

El proceso ha sido muy similar al de licitaciones anteriores, tanto en las características generales como en las coberturas y en la forma. Ha seguido la misma línea de las dos vigencias anteriores en que hemos sido adjudicatarios. No hay nada más que pueda decir”, dijo Jesús Martínez, director general de Mapfre México durante su participación en la presentación de un estudio, en días pasados.

La póliza de daños de Pemex representa uno de los negocios más importantes dentro del sector asegurador mexicano. Cada dos años, el gobierno lanza la licitación para amparar a la petrolera, así como sus empresas productivas subsidiarias; empresas del grupo PMI —brazo comercial de Pemex en el mercado internacional—, y, en su caso, a empresas filiales.

La cobertura es por daño físico directo a todo bien o riesgo en tierra y mar, así como la de responsabilidad civil derivada del desarrollo de sus operaciones. Aunque puede cambiar dependiendo los términos a los que se lleguen con la aseguradora.