Bancoppel, que busca ofrecer servicios bancarios a la población de bajos ingresos, es la entidad que ofrece la tarjeta de crédito "clásica" más cara en el sistema para los "no totales", de acuerdo con la Tasa del Costo Anual Total (CAT).

Según el informe de "Indicadores básicos de tarjetas de crédito" a octubre de 2011 del Banco de México (Banxico), a los clientes que no pagan el total de su deuda el brazo financiero de las tiendas de autoservicio Coppel les aplica un CAT que ascendió en dicho mes a 88.3 por ciento.

Esta tasa es la más alta para ese producto con más de 0.5% del total de las tarjetas clásicas, las cuales en promedio tienen un costo de 43.4%, señaló.

Detalló que el CAT para un cliente particular depende de su perfil de riesgo y puede ser menor o mayor al que aquí se reporta. El CAT es una medida del costo de un financiamiento porque incorpora todos los costos y gastos inherentes del crédito.

A octubre del año pasado, Bancoppel contaba con 539,226 tarjetas en clientes no totales -ya sea clásicas, oro o platino-, con un saldo de crédito otorgado de 2,217 millones de pesos.

A esta institución le sigue Banco Invex, con el plástico Sí Card Plus que aplica un CAT de 88.0%; hasta octubre contaba con 27,537 tarjetas en cualquiera de sus clasificaciones, entre clientes no totales con un saldo de crédito otorgado de 290 millones de pesos.

Dicho producto se encuentra dentro de los de menos de 0.5%, pero más de 0.1% del total de tarjetas clásicas, al igual que la Global Card Clásica, de Globalcard, que tiene un costo anual total de 76.5% para sus clientes no totales.

Resaltó que en el caso de los mayores oferentes de plástico está BBAV Bancomer, con 3 millones 243,168 plásticos entre clientes no totales y las tres clasificaciones correspondientes aplica un CAT promedio en su tarjeta Azul de 34.9 por ciento.

Por su parte, Banamex, con un millón 983,350 plásticos entre sus clientes no totales (entre clásica, oro y platino), cobra un CAT promedio en su tarjeta Clásica Internacional de 46.9 por ciento.

En tanto, la tarjeta Santander Light es la que aplica el costo anual total más bajo del mercado a octubre con un rédito de 32.9 por ciento. Suma un millón 14,896 plásticos entre sus clientes no totales entre la categorías clásica, oro y platino.

Banxico informó que en octubre pasado las tarjetas 'Clásicas' o equivalentes representaban 77.1% del total de los plásticos incluidas en el reporte y hasta la fecha 19 instituciones ofrecen en conjunto 92 productos de este tipo.

Entre octubre de 2010 y octubre de 2011, la comisión promedio por anualidad aumentó 18 pesos en términos nominales, lo que representa un incremento real de 1.4 por ciento.

Indicó que entre los productos más representativos de cada banco las tarjetas Santander Light, Azul Bancomer y Clásica Inbursa registran los CAT más bajos en el segmento.

apr