De los más de 4 millones de pequeñas y medianas empresas (pymes) que existen en México, sólo 17% cuenta con algún tipo de protección de un seguro para hacer frente a siniestros, informó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que, al año, 21 de cada 100 pymes cierran debido a diferentes motivos, en donde uno de los principales son los siniestros que no pudieron solventar.

Por lo anterior, María de los Ángeles Yáñez, directora ejecutiva de Líneas de Negocio, Riesgo y Desarrollo del Sector y Proyectos Estratégicos de AMIS, refirió que es de suma importancia crear conciencia en estas empresas, sobre todo al tener en cuenta que son uno de los principales motores de la economía mexicana.

“Es muy relevante, para una pyme, tener un seguro, ya que no tenerlo les puede salir muy caro en caso de tener algún siniestro como incendio, inundación, robo o algo que afecte su patrimonio. Usualmente, no se cuenta con los recursos necesarios para cubrirlo y difícilmente las pymes pueden acceder a un crédito para hacer frente a los gastos”, refirió.

De acuerdo con un reporte de la agencia calificadora Moody’s, pese a que las pymes representan más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) del país y dan trabajo a alrededor de 11.5 millones de mexicanos, más de dos terceras partes de ellas no tienen acceso a financiamiento bancario.

María de los Ángeles Yáñez agregó que, actualmente, en el mercado existen 35 aseguradoras que ofrecen productos a pymes, por lo cual es importante difundir los beneficios del seguro y asesorar a los clientes para ver cuál es el que se adapta a sus necesidades.

“En el sector hay interés en este mercado. Se llevan a cabo muchas acciones, sobre todo de información; sin embargo, la penetración sigue siendo muy baja, por lo cual hay que empezar a informar qué es un seguro, su importancia y los riesgos a los que las pymes se pueden enfrentar”, acotó.

Se necesita ver como una necesidad

Al igual que pasa con otras líneas de negocio en el seguro, el que se refiere a las pymes también tiene el problema de que las personas lo vean como un gasto, mas no como una inversión, por lo cual el sector debe seguir trabajando en estrategias para cambiar eso.

“Todo tiene mucho que ver con la información, difusión y conocimiento. Muchas veces, a pesar de todo lo que hacemos como sector y autoridades, el mayor problema sigue siendo que se percibe como un gasto”, aseveró.

En este sentido, precisó que es importante que las pymes se asesoren adecuadamente con agentes especializados en seguros, ya que no hay un “traje a la medida general” para todas estas empresas, por lo cual se debe analizar cuidadosamente cada caso.

Explicó que, por ejemplo, del total de las pymes en el país, 56% son comerciales, mientras que 32% se dedican a servicios y 11% son de manufactura, por lo cual no se les puede vender la misma cobertura.

“Por ejemplo, el costo de la prima depende de lo que se va a asegurar, cuál será la suma asegurada, qué tipo de cobertura vas a contratar, si vas a asegurar el contenido de tu pyme o, si produces algún producto, asegurar éste (...) al final, cualquier prima que se pague será mucho menor a cualquier pérdida que puedan sufrir ante un siniestro”, refirió.