El salario promedio de un paramédico en México oscila entre 4,000 y 8,000 pesos. Sin embargo, sólo su equipo personal de trabajo ronda los 10,000 pesos, por lo que en no pocas ocasiones se torna complicado adquirirlo en un solo pago. La Asociación Mexicana de Técnicos en Urgencias Médicas (AMTUM) –con un amplio historial en esta actividad- detectó esta problemática y creó en el 2011 la sofom AMTUM Capital.

El objetivo de esta sociedad financiera de objeto múltiple, dice su director, Rubén Mirazo Flores, es dar créditos pequeños a los paramédicos para que puedan adquirir sin mayores complicaciones sus equipos de trabajo, pero también para que tengan los recursos suficientes para acudir a congresos y a otros eventos que les permitan una formación cada vez más completa.

La AMTUM nació en el 2002 orientada a este nicho, al de técnicos en urgencias médicas. ¿De dónde viene la idea de hacer una sofom? Pues viendo precisamente muchas veces las limitantes de nuestros agremiados: su limitante para participar en un curso, en un congreso, era la falta de liquidez, el no contar con un capital para poder inscribirse , detalla.

El también presidente de la Asociación de Sociedades Financieras en Crecimiento (Asocre) –que aglutina a sofomes pequeñas que buscan profesionalizarse- puntualiza que, por ejemplo, un casco de protección para paramédico tiene un precio en el mercado entre los 3,500 y los 4,500 pesos; una chamarra va de los 1,000 a los 4,500; y unas botas de bombero nuevas entre los 2,000 y los 3,000 pesos. Estamos hablando que significaría uno o dos meses de sueldo, dependiendo. Es mucho y muchas veces es algo que no les suministra la empresa o la institución en la que laboran .

De momento, AMTUM Capital sólo ofrece créditos para adquisición de equipos personales de paramédicos y para que éstos puedan costearse cursos de capacitación y congresos. La idea es que en algunos años se pueda prestar para financiar equipo más grande.

[email protected]