Para la Jefa de la Unidad de Mercado Laboral del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carmen Pagés-Serra, la reforma laboral aprobada en México el año pasado es un gran avance, pero reconoce que, en este tema, aún hay mucho espacio de mejora tanto para la parte patronal como para el trabajador.

La funcionaria del organismo internacional está consciente de que un Estado de bienestar no puede darse de un sólo golpe, sino que debe ser un proceso que implique la aplicación, evaluación y ajuste de las estrategias.

En este sentido, insiste en que la reforma laboral se tiene que ajustar poco a poco, por ejemplo, en el tema de las indemnizaciones –liquidaciones-, pero al mismo tiempo tiene que pensarse muy seriamente en instrumentar en el país un seguro de desempleo.

Aunque con la reforma laboral se redujo a sólo un año el pago de salarios caídos al trabajador despedido en caso de juicio ganado, Pagés-Serra critica en entrevista el sistema de indemnizaciones.

Destaca que, en general, no beneficia ni al patrón ni al trabajador, ya que muchas veces se dan en casos de dificultad económica para las empresas.

Respecto del seguro de desempleo, destaca que México es el único país de los que integran la OCDE que no cuenta con una herramienta de ese tipo.

Ante eso, destaca que debe pensarse en su aplicación y que éste tiene que empezar siendo modesto, por un plazo determinado, y debe vincularse a una estrategia de búsqueda de trabajo para el beneficiario. Estamos muy en favor de que exista la propuesta de tener un seguro de desempleo en México, pero, al mismo tiempo, que tomemos también la posibilidad de seguir mejorando el sistema de manera integral .

La directiva recomendó un seguro de desempleo de acuerdo con las características de cada país: Yo le diría que es un seguro que debería empezar modesto, porque espacio para crecer siempre hay. Que sea modesto y evaluarse. Que no dure demasiado, que dure un tiempo prudencial; probablemente, unos seis meses , agrega.

Además, que tenga un pago decreciente en el tiempo para que el trabajador vaya acostumbrándose a la idea de que el pago va a ir terminando y no que de repente se quede sin nada.

Y recomienda tener cuidado también con la administración del pago; vincularlo a los sistemas de búsqueda de empleo, al servicio nacional de empleo. Debe haber algún tipo de control administrativo para que sea merecedor o receptor del seguro de desempleo.

En muchos países de la OCDE están cambiando, ya no le llaman seguro de desempleo, le llaman pago por búsqueda, es decir, la idea de que te apoyo mientras buscas un empleo no es un pago para que usted vaya a su casa y en seis meses, cuando se le termine, ahí empiece a buscar.

[email protected]