Víctor Manuel Borrás, ex director general del Infonavit, aplaude la actualización del Fondo de Apoyo a las Necesidades de Vivienda de los Trabajadores (Fanvit), sin embargo destacó que para llevar un portafolio de esa magnitud se requiere de personal muy especializado.

“Creo que está bien que mantengan interno el Fanvit, pero la objeción es que se requieren muy buenos sueldos para pagar a ese personal que es especializado y difícil de conseguir”, comentó en entrevista.

Borrás destacó que para invertir casi 200,000 millones de pesos, se debe contar con personal sofisticado, financieros reconocidos, transparentes, con honorabilidad, para que se obtengan los rendimientos adecuados para los trabajadores.

“Sí se va a contar con personal especializado, se tiene que pagar buenos salarios, es algo que se debe plantear al órgano de gobierno del Infonavit. El gobierno está fuera de los niveles salariales actuales, sobre todo con las restricciones gubernamentales que existen y se corre el riesgo de no contratar a la gente adecuada”, explicó el responsable del Infonavit por 12 años.

Víctor Manuel Borrás, recordó que las modificaciones al Infonavit se hicieron en 2012, ya que el instituto comenzó a tener excedentes de efectivo. “En el 2,000 no teníamos dinero ni los recursos suficientes para cumplir con los planes que habíamos prometido”, recordó.

Explicó que a través de los Certificados de la Vivienda (Cedevis) en 2009, se comenzó a buscar financiamiento en los mercados.

De acuerdo con la Ley del Infonavit, solo se podían invertir los excedentes en bonos del gobierno.

“Planteamos que se pudieran tener más opciones de inversión y se modifica la ley. Ya se podía invertir en otros bonos, renta variable”, dijo.

La idea de Víctor Manuel Borrás era que los recursos excedentes de los trabajadores se pudieran invertir en infraestructura relacionada con la falta de vivienda de interés social.

“Más transporte, mejores vías de comunicación, el tren rápido. Prácticamente dejamos estructurado todo para que se implementara , pero la siguiente administración no lo puso en marcha”, recuerdó el exfuncionario público.

En los años siguientes, subcontrataron los servicios para manejar el fondo, aunque el contador Borrás explicó que siempre existe el temor de que un pago más caro, podría ser catalogado como corrupción.

Ahora, el Infonavit modificó las reglas del Fanvit y en breve dará a conocer una nueva forma de operar del fondo de inversión del instituto.

“Creo que está bien, que lo mantengan internamente. Pero tengo una una gran objeción, un área de este tipo cuesta mucho por el personal especializado”, agregó.

Consultores externos

Desde su perspectiva, también sería correcto tener consejeros, consultores externos que ayuden a definir la política de inversión del Infonavit.

En la cabeza del exdirector del Infonavit, está BlackRock, el más grande manejador de fondos del mundo.

“Ellos (BlackRock) tienen interés de colocar sus fondos, pero también dan asesoría, son consultores que podrían ayudar, un esquema mixto con la asesoría externa, no sería mala idea”, agregó. Borrás recuerda que las inversiones del Infonavit, en promedio, otorgaban un rendimiento del 7% real, en el tiempo que dirigió el instituto.

Finalmente, recomendó invertir en instrumentos seguros, algo de renta variable, pero mirar al desarrollo de la infraestructura sería adecuado.

eduardo.huerta@eleconomista.mx