El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, reconoció que se presentó una “salida muy significativa y relativamente rápida de capitales” entre enero de 2020 y marzo del 2021, “que se ha podido absorber con cierto orden”.

Detalló que al paso de los citados 15 meses, que incluyen el año de la pandemia, se redujo la participación de extranjeros en bonos de deuda gubernamental. Así, de representar 28.7% del total en circulación en enero del 2020, los extranjeros vendieron sus posiciones y sólo quedó 20.57% de los títulos gubernamentales en manos de no residentes.

Esta contracción del ahorro externo en el país se ha convertido en un componente más a considerar para propiciar el ajuste ordenado en el tipo de cambio y las tasas de interés, explicó a senadores de la Comisión de Hacienda y Crédito Público durante su comparecencia semestral.

Al presentarles el panorama general de la situación económica, sostuvo que “los episodios de volatilidad que se han registrado generaron un reajuste en el portafolio de los inversionistas internacionales y recientemente un aumento en las tasas de interés de largo plazo”.

Refirió que en los últimos 18 meses, 70% del flujo de capitales que se ha dirigido hacia instrumentos de renta fija, los ha absorbido la economía china.

“El reto para las demás economías emergentes (como México) es mantenerse atractivo al flujo de capitales con la misma receta: un marco macroeconómico sólido y robusto, con la política monetaria enfocada a mantener la inflación baja y estable, finanzas públicas sostenibles, un sistema financiero resistente y una estrategia de crecimiento adecuada”, les dijo en la sesión virtual.

El papel de la tasa

El banquero central detalló que la reducción de la tasa de interés, que sólo el año pasado se recortó en 300 puntos base, ha contribuido al ajuste ordenado del tipo de cambio y de la prima de riesgo.

Subrayó que “es recomendable” que una economía como la mexicana mantenga su atractivo para los inversionistas de forma permanente en todas las facetas, tanto la de portafolio como extranjera directa.

“Una economía que quiere crecer y atraer inversión, debe mantener su atractivo” y el Banco de México está procurándolo en el marco de sus capacidades.

El banquero central argumentó que “los intermediarios financieros, particularmente la banca, han tomado parte de los títulos vendidos en un ajuste transitorio y ordenado”. Y advirtió que conforme se complete la recuperación, estos activos regresarán al mercado.

Díaz de León explicó que la Junta de Gobierno del Banco de México tuvo que hacer frente al choque significativo de la pandemia en la economía y al mismo tiempo procurar la estabilidad financiera, dar seguimiento al ajuste en el cambio del patrón al consumo y su impacto en la inflación, así como garantizar liquidez suficiente para la banca múltiple.

Y en este contexto, aseguró que en la Junta tomarán las decisiones de política monetaria que sean necesarias para mantener los ajustes ordenados que contribuyan a la estabilidad.

Remanente

La senadora Ifigenia Martínez, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), preguntó al banquero central cuándo estima que se tendrá la información sobre los remanentes de operación del Banco de México y a cuánto ascenderán.

El Gobernador explicó que conforme lo marca la Ley del Banco de México, es en abril cuando debe definirse y determinarse. En este sentido, explicó que “quedan aún dos semanas para tener claridad al respecto”.

Precisó que el estado financiero de la institución está ahora en el proceso de auditoría externa y una vez que sea entregado el resultado, la Junta de Gobierno determinará las asignaciones pertinentes.

Precisó que son cuatro las asignaciones que conforme a la Ley del Banco se puede dedicar esta utilidad de confirmarse en el proceso de auditoria: cubrir pérdidas de ejercicios anteriores; llevar el capital al nivel objetivo conforme a la Ley del Banco, que debe mantener o preservar su valor como proporción del PIB; determinar la reserva de revaluación de activos para enfrentar posibles minusvalías y la determinación del remanente de operación.

“Este ejercicio y este resultado lo estará haciendo la Junta de Gobierno en los próximos días, en lo que resta del mes de abril”.

Luego, acotó que corregir los movimientos abruptos de depreciación, es la mejor manera de reducir los niveles de endeudamiento.

 ymorales@eleconomista.com.mx