Los reguladores de Estados Unidos han pedido a altos ejecutivos de Deutsche Bank que expliquen sus propuestas de "banco malo" ante la preocupación por el impacto que pueden tener las operaciones del banco en el país.

Autoridades de la Reserva Federal han hablado en los últimos días con importantes figuras del banco alemán para solicitarles más detalles sobre sus planes, que forman parte de su estrategia de alejamiento de la banca de inversión, según tres personas al corriente de la situación. Bajo las propuestas, Deutsche planea reducir o cerrar grandes partes de sus operaciones de trading fuera de Europa continental.

Aunque aún no se ha decidido el tamaño del "banco malo", los ejecutivos sopesan colocar en él activos por valor de hasta 50,000 millones de euros, según dos personas al corriente de las discusiones. Fuentes del banco indican que es probable que la nueva estrategia se traduzca en una reducción significativa de su negocio estadounidense.

Cartera en Estados Unidos

Según fuentes cercanas, las autoridades de la Fed mostraron su preocupación cuando tuvieron conocimiento de la estrategia, dada la incertidumbre que rodea a la cartera estadounidense de la compañía. Deutsche no quiso hacer comentarios.

"Hay muchos rumores en torno a la escala de los recortes que va a hacer el banco", aseguró una fuente que conoce los contactos entre los ejecutivos del banco y los reguladores estadounidenses. "La Fed necesita que Fráncfort le diga cómo va a cambiar esto sus operaciones en Estados Unidos".

La filial estadounidense del banco no puede realizar pagos a la matriz en Alemania sin el permiso de la Fed, tras suspender sus test de estrés el 2018, por lo que el regulador definió como "deficiencias generalizadas y críticas" en su planificación del capital.

El banco acaba de pasar la primera ronda de las pruebas de solvencia de este año la semana pasada, pero no podrá saber hasta después de la segunda ronda, que tendrá lugar esta semana, si podrá liberarse de esas restricciones.

Investigación

Por otra parte, el banco también tiene varias investigaciones en Estados Unidos por el incumplimiento de las leyes contra el blanqueo de dinero. La investigación que lleva a cabo la Fed guarda relación con transacciones que implican a entidades controladas por el presidente Trump y su yerno Jared Kushner.

Los ejecutivos de Fráncfort se preparan para reducir o cerrar el negocio de trading de renta variable en Estados Unidos. Pero es probable que conserve sus operaciones de banca comercial.