De los 580,774 ahorradores de Banco Ahorro Famsa, 99.6% recibirá la totalidad del dinero que tiene depositado en esta institución financiera, aseguró Gabriel Limón secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

El martes las autoridades financieras le revocaron a este banco la licencia para operar, al haber incurrido en “malas prácticas” que le redujeron drásticamente su Índice de Capitalización.

En entrevista con El Economista, el funcionario detalló que el seguro de protección al ahorro bancario, que se conforma con cuotas de los propios bancos, asciende a alrededor de 61,000 millones de pesos, y el monto que se utilizará para el pago de los ahorradores de Banco Famsa, será de alrededor de 24,000 millones de pesos.

El secretario ejecutivo del IPAB destacó que de los 580,774 ahorradores, alrededor de 507,000 tienen un monto ahorrado menor a los 9,000 pesos, y el promedio es de 400 pesos. Hay cuentas de hasta 50 pesos, ello, al ser un banco enfocado en el segmento de bajos ingresos.

“Cuando tú  solicitabas un crédito se abría una cuenta espejo de ahorro para que te hicieran la domiciliación de los pagos. Entonces la gente a veces la dejaba con 400, 500 pesos”, explicó.

El resto, es decir, los otros 73,000 ahorradores de Banco Famsa, tienen montos superiores a los 9,000 pesos, con un promedio de 327,000 pesos, e incluso algunos de estos sí exceden el límite de lo protegido por el seguro de depósitos que hoy es de 2.5 millones de pesos.

En este sentido, subrayó que el seguro cuenta con recursos suficientes para cubrir el ahorro de quienes tienen depositado su dinero en el banco ahora quebrado, además de que falta lo que se obtendrá en el proceso de liquidación.

Los que sí no recibirán nada, apuntó, son los integrantes del consejo de administración del banco, altos directivos ni los accionistas. “Son los que tienen que asumir las consecuencias de una mala administración del banco”.

Respecto a si lo aportado en cuotas por parte de Banco Famsa al fondo de protección es suficiente para cubrir a sus ahorradores, el funcionario explicó que éste se constituye por aportaciones de todo el gremio.

Aunque lo primero que se dará, incluso este fin de semana, es el inicio del pago de sus ahorros a quienes tienen ahí su dinero guardado, Gabriel Limón precisó que también se inicia el proceso de liquidación, revisando cuáles son los activos del banco que pueden hacerse líquidos y conseguir así más recursos, sobre todo para los acreedores de la institución financiera. Para esto ya se tiene contratado a un despacho.

“En el caso de Banco Ahorro Famsa lo que estamos pretendiendo es efectivamente llevar una transición de revisar los activos, hacer pago a acreedores y luego ya que sea más manejable, que hayamos vendido inmuebles y todo, ya vamos a traer nosotros la liquidación de este banco y luego veríamos la manera más rápida de poderlo vender”, expuso.

Pago será rápido y eficiente

El titular del IPAB subrayó que el pago para los ahorradores del banco será rápido y eficiente, pues desde hace tiempo se venía trabajando en un modelo llamado “banco pagador”, es decir, seleccionar a una institución que, por su tamaño e infraestructura, pudiera agilizar el pago del dinero a los clientes. En este caso se eligió a BBVA en donde, después de que los usuarios hagan el registro en el portal del IPAB, podrán cobrar su dinero en las practicajas de este banco en el caso de montos menores a 9,000 pesos, para montos superiores  será a través de cheques que tardarán en emitirse entre dos y tres semanas.

Sector se encuentra sólido y solvente: ABM

La revocación de licencia a Banco Ahorro Famsa es un hecho aislado que no afecta a otros bancos ni al sistema de pagos, y por lo tanto el sistema financiero mexicano se encuentra sólido y solvente, expresó la Asociación de Bancos de México (ABM).

En un comunicado, detalló que tal y como lo informaron las autoridades, los ahorradores se encuentran protegidos a través del seguro de depósitos del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), que asegura un monto de hasta 400,000 UDIS.

“La ABM reitera que el sistema bancario mexicano está fuerte y sólido; la banca sigue comprometida y seguirá apoyando a sus clientes y a México”.

[email protected]