La recuperación del peso mexicano se atribuye a que estamos viendo una debilidad del dólar. “Cuando la Reserva Federal de Estados Unidos reduce las tasas de interés líderes, por lo menos, lo que hemos visto en los últimos ciclos de crisis importantes, el inversionista se refugia en el dólar, pero una vez que bajan los ánimos o el miedo, viene una salida de capitales que buscan tasas más atractivas”, así lo consideró Luis Gonzalí, CFA, vicepresidente y director senior de portafolio de Franklin Templeton México.

Explicó que durante un par de meses más, el peso mexicano seguirá fuerte o más bien un dólar débil. “Hay un efecto que pasa en cada periodo electoral en Estados Unidos y es que el dólar tiende apreciarse cuando se acerca la elección, lo hemos visto en las últimas elecciones es que el peso mexicano se tiende a depreciar cuando se acercan las elecciones en Estados Unidos, pero una vez que, pasan las elecciones se alivia un poco la presión sobre la moneda mexicana.

Etapas futuras del dólar

Luis Gonzalí consideró que tipo de cambio peso-dólar se podría mover en tres etapas en lo que resta del año: La primera etapa es niveles bajos entre los 21 y 22 pesos por cada dólar. “Para después empezarse a depreciar hacia el periodo de las elecciones presidenciales y, en noviembre y diciembre, regresando el peso recuperándose un poco. Esto es, previendo, que no habrá más sorpresas. Si hay sorpresas, el peso se va a depreciar frente a la moneda estadounidense”.

Explicó que el escenario base es: estabilidad, depreciación por elección de Estados Unidos y eventual apreciación hacia el cierre. Los niveles son difíciles de pronosticar y el tipo de cambio es una variable complicada de pronosticar.

México, lugar privilegiado

El vicepresidente de Franklin Templeton, México tiene tres características importantes dentro de los mercados emergentes:

  1. Es profundo, el inversionista tiene la capacidad de entrar y salir del mercado, sin generar muchas disrupciones.
  2. Tiene una tasa atractiva de interés de 6%.
  3. México tiene Grado de Inversión (BBB), una calificación crediticia atractiva. Los dos mercados emergentes que cumplen con esas características son México y la India.

“Seguimos creyendo que México sigue siendo atractivo para el capital extranjero”, dijo Luis Gonzalí.

¿Si perdemos la calificación crediticia?

Sí, las calificadoras reducen la calificación crediticia a México, veríamos salidas importantes de capital y una depreciación de la moneda mexicana, si no se utilizan las reservas internacionales para defender el peso mexicano, mencionó.

Las salidas de capital podrían darse del cambio de portafolios, ya que los mandatos establecen el tipo de activos en los que tienen que invertir. Ya que al bajar la calificación a México impactaría en el 40% de las empresas que tienen Grado de Inversión y con ello aumentarían los costos de financiamiento.

“No creemos que bajen la calificación crediticia a nuestro país, ni en el 2020 y ni en el 2021”, mencionó Gonzalí.

Opciones

En Franklin Templeton tienen estrategias de inversión. “Tenemos un fondo a tasa real (FT-REAL) y la expectativa es de la inflación repunte, y eso es una buena forma de cubrirse y tuvo el mejor rendimiento en mayo de los últimos seis años, rendimientos de 5% efectivo”, dijo.

“Contamos con un portafolio, que lleva ganando dos años como el mejor fondo de liquidez en México que otorga Morningstar, y da la tasa de reporto del Banco de México”.

Percepción de inversionistas

Actualmente, los inversionistas ya se han empezado a relajar, el mercado está mucho más movido. “El apetito que hubo en mayo fue muy bueno, las tasas de interés bajaron y las bolsas de valores subieron. Hubo optimismo, y ganas de regresar al mercado financiero, que definitivamente no habíamos visto en marzo o abril”, dijo el vicepresidente de Franklin Templeton México.

Explicó que el mercado corporativo se está reactivando, salvo alguna sorpresa negativa, las cosas se empiezan a sentir un poco más normales.

“Es muy importante que la gente entienda lo que está pasando, para que pueda tomar decisiones informadas, tanto de inversión como de vida”.

[email protected]