El anuncio de Citigroup de su salida de los negocios de banca minorista y empresarial en México no afecta su decisión de seguir operando en el país, consideró este miércoles la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

A través de un comunicado Hacienda estimó como significativa y relevante la postura del banco estadounidense que externó respecto a que México seguirá siendo un mercado clave y un importante destino de inversión global, refrendando su confianza en nuestro país.

Citigroup avisó oportunamente de su salida a las autoridades hacendarias de México; por razones de confidencialidad y para no causar especulación en el mercado previo al anuncio, Hacienda no lo hizo público, destacó la dependencia a cargo de Rogelio Ramírez de la O.

La Secretaría de Hacienda destacó además que la presidenta del grupo, Jane Fraser, viajó a México a explicar la decisión y confirmó que el banco mantendrá sus actividades de banca empresarial mayorista, lo que implicará nuevas inversiones. Y puntualizó que se trata de una decisión corporativa derivada de su política general de salir de la banca de consumo de casi todos los países, excepto Estados Unidos.

La salida de nuestro país de un banco de consumo tan grande plantea a las autoridades hacendarias y regulatorias asuntos delicados, mismos que de parte de la Secretaría de Hacienda, recibirán un tratamiento riguroso y exigente, incluyendo un tema fundamental en materia de concentración, cuidando en todo momento los intereses de México, aseguró la dependencia federal.

Este martes, el banco estadounidense Citigroup anunció su salida de los negocios de banca de consumo y empresarial en México, para enfocarse en sus clientes institucionales dentro de este mercado. Citi precisó que la salida de las operaciones de banca de consumo y empresarial en México, podrían incluir una venta o una operación de mercado de valores. 

Más tarde en videoconferencia, Alberto Gómez Alcalá, director corporativo de desarrollo institucional, estudios económicos y comunicación de Citibanamex, explicó que lo que se estaría vendiendo, es todo lo que no tiene que ver con banca institucional o lo que en México se le conoce como banca corporativa, es decir, los clientes más grandes, así como la banca de inversión, mercados y casa de bolsa.

Lo que estaría a la venta, puntualizó, es el resto:

  • Licencia
  • Marca
  • Operación de sucursales
  • Lo que tiene que ver con tarjetas
  • Negocio de nómina
  • Cartera hipotecaria
  • Crédito familiar y empresarial
  • La parte patrimonial
  • Afore
  • Aseguradora
  • Fundaciones
  • Patrimonio cultural 

El banco es el tercero privado más grande del mercado después de los españoles BBVA y Santander, y por delante del mexicano Banorte, el británico HSBC y el canadiense Scotiabank.

Estas seis corporaciones son consideradas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de "importancia sistémica", pues su quiebra podría afectar la estabilidad del sistema financiero o de la economía del país según los parámetros del comité de supervisión bancaria de Basilea.

 El volumen de negocio de Citibanamex en el sector del que se quiere retirar en México se elevó a 3,500 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2021, equivalente a 6% de sus ingresos totales.

Su salida está sujeta a varias condiciones y aprobaciones, incluidas las de los reguladores de Estados Unidos y México.

(Con información de AFP)